miércoles, 25 de marzo de 2015

Mensajes de ayer que se leerán mañana

Algunas personas crean sus propias tormentas y luego se enojan cuando llueve.



Le puse un freno a mi relación con Mister Big. Muy pronto. No pude disfrutarla. Se supone que estaremos separados por una temporada, pero yo no creo que volvamos a estar juntos. Se que es lo mejor, aunque duela. Hace dos semanas habíamos decidido no comunicarnos por 30 dias, e igual seguimos hablando, pero creo que ya si fue.

Ayer estabamos hablando cuando aparentemente se le acabó la paciencia...

Yo debía ser quien lo calmara y no lo hice. Lo dejé marinando en su enojo, con una frase sarcastica de las mías acabé la conversación y me fui a dormir. Esta mañana, me senté en mi escritorio y encontré un mesaje en la mensajería del trabajo, a la que nunca accedo desde la casa, de ayer a las 6:18 pm (antes de la pelea) que dice:

"No me importa nada mas que hacer esto funcionar. Y tu solo escuchas a las demás personas y te enfocas en teorías sacadas de libros. Yo ya no sé qué más hacer..."

Lo primero es que me descontrola un poco que muestre animadversión ante el hecho de que me gusta leer. Segundo, es mentira que escucho consejos de otras personas, lo más que hago es decirle "Mi amiga X dijo esto acerca de nosotros" *Ya se imaginarán que no soy la clase de persona que se guarda cosas* pero al final no dejo que las opiniones de los demás nublen mi criterio. YO DE VERDAD QUIERO QUE SE QUEDE CONMIGO, pero no se como si no paramos de discutir!

La cosa es que nuestras ultimas dos peleas han sido mi culpa. Creo que estoy saboteando todo esto con mis dudas...

No de su cariño
De eso no dudo nunca... Porque se que me quiere es que me duele tanto leer este mensaje hoy, incluso antes de nuestra pelea, leer lo impotente que se siente con toda esta locura...

Besos realeza

lunes, 23 de marzo de 2015

Vale la pena cambiar este aspecto de tu personalidad por alguien?

Siempre me he considerado blanda.

Hubo ocasiones en que personas han sacado ventaja de mi y se los he permitido, quizás mas de las que me sienta cómoda admitir. Otras en las que he demostrado completa ineptitud para funcionar y termino siendo aplastada por las circunstancias o los deseos de los demás. 

Son cualidades que desearía no compartir con nadie y que resulta que las comparto con Mister Big. Es algo que nunca noté en todos los años que llevo conociéndolo, mientras {felizmente} nuestra relación era solo platónica...

Pero ahora que estoy involucrada en sus cosas me enojo a cada rato de ver como lo usan y él ni cuenta se da...

Entonces, una persona con tal brecha en su personalidad necesita escoger un complemento que subsane la falta. Lo lógico es que el hombre sea líder en la relación pero resulta que ahora debo decidir  si estoy dispuesta a estar con alguien que REQUIERE una persona dominante... cuando yo soy TODO LO OPUESTO...

Nadie se imagina todo el sentido que le encuentro a esto ahora. Todas sus dudas. Todos los años que estuvo con alguien con quien no era compatible solo porque ella sabía dominarlo, incluso a nivel físico. Y AL SE LE HACE TAN FÁCIL HACERME ENOJAR, hacerme gritar, hacerme ser malvada, llamarlo estúpido, llamarlo bobo, sentir como que quiero GOLPEARLO... A UN SUJETO DE 6 pies 6 pulgadas...

Y pues no, nononono, 

Y sus reacciones! pareciera que mientras peor lo trato mas quiere quedarse conmigo! Muy lindo todo, aja, pero me da miedo que un día se rebele y me grite o me golpee con lo fácil que sería morir ahorcada por lo enorme que es...

Volverme la cabeza de la relación no está en mis planes... y ya decidí simplemente dejarlo que haga como plazca para evitarme los disgustos

Todo apunta a que... *cara triste*

Besos Realeza!

miércoles, 18 de marzo de 2015

Lo primero que hice al llegar a mi escritorio fue escribir esta entrada

Ya medio internet sabe que yo soy la madre de un pequeñito de 2 años. 

Que corre y juega como cualquier muchachito de su edad, y tambien se enferma. Acabo de pasarme 4 días en el hospital con mi pequeñito afectado por neumonía. Como el bebé no está bajo mi supervisión bien podría atribuirsela a un descuido pero, los bebés se enferman, eso es lo de menos.

Esta es una foto de mi Momito en Enero, la ultima vez que estuvo en mi casa y que la camara de mi celular quizo cooperar.


Momito en Enero
Nada en este mundo puede lastimarme mas que ver a mi hijito triste. No me gusta verlo llorar. De todas maneras esto no es muy frecuente, él es un niño fuerte e independiente. La semana anterior el ya había sido diagnosticado con neumonía y tratado con fuertes antibioticos, pero al ver que la afección no cedía, allí hirviendo en fiebre y dormitando sobre mi pecho, me asusté muchísimo, me hizo pensar por un segundo que sería mi vida sin esa cositica.
El pequeñito el sabado en la mañana, cuando nos alistabamos para llevarlo al medico


El bebé está fuera de peligro de vuelta a su casa. Yo de vuelta a la ciudad y a mi escritorio. Lo volveré a ver en el fin de semana y no puedo esperar para volver a abrazarlo. Despues de todo él es el miembro mas importante de mi familia, mi alegría, mi hijo, mi protegido, mi Momito.

Te amo chiquitín!

Ahora me voy a leer sus blogs...

viernes, 13 de marzo de 2015

Abriendo la sombrilla ante la lluvia de pensamientos sobre bulimia que me cae ultimamente.

Advertencia: esta entrada contiene información que puede generar disparadores emocionales en personas con desordenes alimenticios. Por favor, use su discreción. 

Mis últimas sesiones de Terapia, creo que ese es siempre mi punto cero...

Recuerdo levantarme a las 8 de la mañana e ir, luego de desayunar con Muñequito, a subirme al metro. Recuerdo como poco a poco se desgravaban de mi cabeza los días en los que estaba tan debil y tan de mal humor por el hambre que casi no podía tenerme en pié o estar cerca de otro ser humano. 3 comidas al día, dos meriendas. Engordando pero liberada y feliz.

Tengo peso que quiero perder. No se ni cuanto porque luego de ver mi peso fluctuar 7 kilos en un mes (diciembre, el peor mes del año para los que intentan perder peso) no me he acercado a una balanza, para evitar la sensación de poca cosa que me da...

Desde febrero he completado 3 dias a la semana con un entrenador, y cada vez la sesiones se vuelven mas intensas, pero mi dieta deja mucho qué desear. Intento arreglarlo y solo consigo pendular desde un almuerzo de perros calientes a saltarme la cena porque DESORDEN ALIMENTICIO, solo para atacar la cocina a las 10PM, sin piedad.

Yo creo que dejar de comer es una facultad que merece muchisimo respeto solo por lo que demanda fisica y mentalmente de un ser humano. Yo no QUIERO dejar de comer... es solo que llevo un par de días cerrando el pico y comiendo moderadamente, aunque sin contar calorías ni saltar comidas, y me llegan pantallazos de mi, con hambre y frio, acostada boca arriba feliz, viendo mi estomago hundirse, y me apetece... pero ugh, NO!

Sí recuerdo vivamente esto de salir a la calle sin un centavo para no comprar comida, porque si bien podía mantenerme días sin comer, mi enfermedad es la bulimia. Ese COME QUE LUEGO PUEDES VOMITAR nunca se me salía. Así que huía de la comida, de cada manera: Llenarla de sal, tirarla a la basura, regalarla... y si finalmente me la comía botella de agua y rumbo al baño. Pero siempre, siempre, si bajaba o no, SI COMIA O NO, me sentía medio muerta, vacía y sola.

No me molestaría volver a perder demasiados kilos a la semana. Lo que si odiaría es volver a ser esa persona que se apagaba, mientras mas flaca se ponía.

Besos Realeza

jueves, 12 de marzo de 2015

Sabotaje a un buen consejo

No se si algun@ de ustedes recuerda a Tinkerbell

Ella fue mi terapeuta y yo la nombré así porque es una persona temperamental pero llena de energía. Es la única psicóloga que pudo entender un sorprendente 90% de mis procesos mentales, y en las cosas que fallaba igual mostraba aunque fuera empatía. Es una lástima que tuviera que conocerla hace 4 años y no a los 16 cuando empecé con mi tratamiento, aunque usando la lógica tenemos la misma edad así que eso no sería... de hecho... posible.

La cosa es que Tinkerbell es alguien a quien recuerdo con muchisimo cariño. Un cariño basado en la practicidad de nuestra relación, pero cariño al fin. En ese medio año en el que estuve en su consultorio sus consejos y su tratamiento en general fueron la zapata para el concepto que tengo de la vida actualmente, uno mas optimista sin mas.

Pero hay... esto del ser humano de desviar los actos, a veces...

Un consejo bien intencionado que me dio mi querida ex terapeuta: HAY QUE PREDICAR CON EL EJEMPLO...

Pues yo *YO SIEMPRE* Lo he retorcido y lo admito. Trato de no dejar las cosas al karma *PORQUE ENTIENDO QUE ES HARAGÁN* y he forjado una aleación conveniente entre predicar con el ejemplo y darle a cada quien una taza de su propio chocolate.

Creo que esto de querer ser  PROACTIVA y RECLAMAR MIS DERECHOS EN UNA FORMA ENERGÉTICA, ha sobrepasado un poco las buenas intenciones que deben caracterizar a PREDICAR CON EL EJEMPLO.

También creo que mis acciones JUSTICIERAS Y VENGATIVAS sobrepasan las enseñanzas que debe traer el darle a cada quien UNA TAZA DE SU PROPIO CHOCOLATE...

Me he vuelto un Ditto. Un espejo. Y dado que el mundo es un lugar retorcido me estoy retorciendo yo...

Y no quiero. Yo no puedo permitirle al mundo cambiarme y arrastrarme a ser simplemente otro cuerpo sin alma ni sentimientos. De esos ya hay muchos. Yo quiero dejar de ser tan calculadora y vengativa, incluso tan asertiva! yo se que la asertividad es una buena cualidad para algunos, para mi no lo es, porque no encaja conmigo. Debo salir de lo que soy yo para ser asertiva, entonces se convierte en incorrecto. Porque termina con lo que es el concepto integral de mi.

Quiero fortalecer las cualidades que me hacen YO. Y dejar de sabotear buenos consejos...

Besos Realeza!

lunes, 9 de marzo de 2015

Una gorda feliz? Ni tanto

Todos los fines de semana me subo a un autobús para ir a ver a Momo.

Pero ahora que estoy saliendo con Mister Big salir de la ciudad significa que no podemos estar juntos. Por lo cual recurrimos a la tecnologia para mantenernos vigentes en el fin se semana. A menudo incluye citas por Skype...

Verán, yo no estoy 100% curada aun. A pesar de que la unica razón por la que tengo hambre mientras escribo esta entrada es porque no tuve tiempo de desayunar. Me resulta imposible saltarme una comida, y yo mejor ni lo intento, porque se a donde me lleva.

Pues ayer, cuando mi ventanita de Skype se abrió tuve que mirarme con hasta un poco de horror. Porque bien fea que me veo.

Igual en la fiesta de cumpleaños de mi mejor amiga... salgo inmensa en las fotos.

Creo que haré esta entrada bien corta, porque tengo hambre y porque tengo bien claro lo que hacer: NO VOY A RECURRIR A UN DESORDEN ALIMENTICIO PARA ADELGAZAR y si es cierto que he hecho pasos de gigante en esto de amarme a mi misma, quizas deba encaminar ese amor para ser un poco mas estricta con mi dieta...

No es tan facil amarse cuando hay tan poco qué amar...

Besos Realeza!

viernes, 6 de marzo de 2015

Alimentación vía comentarios...

Ayer me quise morir al ver el post de Dear Miss Skinny Cómo me veis? 

Lista estaba yo para dejar un comentario y no lo hice por no mentir diciendo que la veo bien..


Pero tampoco quería decirle lo que realmente opino sin hacerla sentir mal. 

En su post hay una foto que me hace preguntarme si ella realmente entiende que a su cuerpo no le queda un CC de grasa qué perder... Es entonces cuando me golpea la realidad: QUIZAS ES LO MISMO CON MUCHAS DE USTEDES.

Esto que voy a decir me sale del corazón. Porque yo lo viví. Quiero que sepan que estoy perfectamente conciente de que no a tod@s les interesa mi opinión en el asunto. Pero aquí voy: Para mí recibir comentarios acerca de mis publicaciones era más que un alimento y creo que eso no solo me pasa a mi.

Equivocada estaba al creer que hacía bien al compartir mi locura con el mundo. Y mucho mas equivocada aun de sentirme feliz al recibir toda esta atención. Mientras mas catastrofica y desequilibrada era mi entrada, mas comentarios recibía. Esto me impulsaba a enfocar lo negativo de mis días y a glorificar el dolor, el hambre, los cortes, el ejercicio excesivo. Mientras mas me hundía en mi desorden alimenticio mas popular me hacía.

Entonces decía yo en mi cabeza que debía SUFRIR para ser digna de la popularidad que tenía. Me sentía culpable por ser gorda en un mundo de adoración a la delgadez. Pero siempre eran los comentarios, los positivos y los negativos, lo que me motivaban a durar un día mas sin comer... NO IMPORTABA LO QUE DIJERA EL COMENTARIO, LO QUE ME IMPORTABA ERA LA ATENCION.




Estoy haciendo el ridiculo al apoyar a gente que sufre, darle aliento  para que se suiciden lentamente prohibiendose comer...

Y sobre todo preguntarme si hago lo correcto alimentando una terrible enfermedad con comentarios...

Algún consejo...?        

Besos Realeza!