Gracias por seguirme

martes, 16 de agosto de 2016

Cuando tenemos un cheat day, a quien engañamos?

Ayer en la noche me pasó algo gracioso. Hace muchos años había una chica en la comunidad que en la leyenda de su blog ponía: Se puede uno dar un atracón de vegetales?

Ayer llegué a casa con la compra. Nisiquiera una gran compra. Suficiente para terminar la semana, porque hubo un problema con el pago bla bla bla, nada que no haya dicho antes la compañía donde trabajo, estamos todos muy descontentos...

En fin, compré un montón de vegetales, si recuerdan, hago comidas sin carne 2 veces a la semana (hoy comí pasta con salsa de berenjenas). Empecé a desempacar y empecé con una zanahoria, comí un par de guayabas (de mi patio, esas no tengo que comprarlas) luego aguacate con ajonjolí en pan de centeno y hiervas... saqué una sopa de vegetales de la nevera y calenté un poco para comer con arroz integral, luego un poco más... luego palomitas de maiz sin aceite con salsa de soja....

Ya no hay cosas grasientas o azucaradas en mi casa, excepto los cereales de Momo. Si, comí de más, pero no cosas fritas, rebosadas de sal y/o azucar. Y, saben qué, me felicito por eso. Mi bulimia llegó al punto en que vomitaba 5 veces al día. Incluso las ensaladas... aquí una prueba o tomen cualquier post del 2009. Yo no creo que digiriera una sola comida en el 2009.


La realidad es que no es el 2009. No soy bulimica, y es sí, posible darse un atracón de vegetales... Voy a trabajar en mis porciones, prestar atención a los disparadores, lo que me pasa cuando desempaco la compra, que quiero comer un poco de todo. Hoy he vuelto a lo normal y así se queda. Tengo que estar rebajada de peso y con una apariencia mejor y más saludable para diciembre.

Ah y otra cosa más: No estás gorda hasta que tu mamá te dice que estás gorda, si o no?

Un beso realeza!

Nota: El corrector de blogger no está funcionando, si encuentran faltas ortográficas no me lo digan que me enoja!

viernes, 12 de agosto de 2016

La primera ensalada siempre es la más dificil


No tenía la foto en la computadora del trabajo pero
Mr. Big le hizo una impresion a la pantalla de su cel y me la mandó
Tan besho!


Entre variados problemas de salud, menores, pero sorprendentemente imposibilitantes, no había podido ejercitarme. 


(Guiño)

Y por estar demasiado ocupada en el trabajo no había podido comer bien

(Otro Guiño)

Vamos!!! es que ya se me estan acabando las excusas??? Ya no aparece nada que decir? Sin pena me lastimo, comer hot dogs y sanduches de queso por 3 semanas es un suicidio!

Hace dos noches, de camino a casa, paré en la tienda a comprar tuna. Mi mamá mantiene vegetales siempre en la nevera y me pareció el momento indicado para empezar a cargar con ensaladas al trabajo. Ayer fue la primera. A la hora del almuerzo la disfruté mucho, pero mi cuerpo intoxicado con azucares y harinas y grasas y cuantas cosas satanás creó, rechaza cosas sanas.

Lo normal... empiezas a sentirte debil, te duele la cabeza. La adiccion al azucar es real. Esto es un fragmento de un artículo publicado por Naturísima sobre el asunto de la addcion al azucar. Pueden leer el artículo completo haciendo clic en la frase:

Los resultados del estudio, publicados en la revista “American Journal of Clinical Nutrition”, muestran cómo estos alimentos, independientemente de su sabor, estimulan de manera intensa, las mismas partes del cerebro involucradas en la adicción a las drogas, alterando la actividad cerebral de una manera que nos hace experimentar aún más antojos por estos mismos alimentos. Estos resultados suman más apoyo a la controversial idea de que la adicción a la comida, especialmente a los carbohidratos y al azúcar, es la verdadera causa detrás de aquellos que comen en exceso.

Y luego sigue con esta joya:

“Basado en los efectos sobre el metabolismo del cerebro, esta investigación sugiere que no todas las calorías son iguales”, afirmó el doctor David Ludwig, autor principal del estudio. “No todo el que come carbohidratos procesados desarrolla antojos incontrolables. Pero para la persona que lucha constantemente contra su peso, sobretodo en el entorno moderno alimenticio, y que se declara incapaz de controlar sus antojos, limitar los carbohidratos refinados es el lógico primer paso”.



Esta es una adiccion y debe ser tratada como tal. La primera ensalada siempre es la más dificil. Eventualmente me libraré de las cosas fritas que comía todas las noches para la cena y de las comidas rapidas para el almuerzo, las cambiaré por comiditas hechas con amor, para mí, para que mi pelo crezca y mi barriguita entre en ese vestido de la fiesta de navidad :3

**
Nenas, por que a nadie le gustan los vestidos??? es como... 0.0 para mi. Si en algun momento me he esforzado por perder peso, es para lucir bonita en la ropa, especialmente los vestidos....

No tienen que responder, pero... yo quisiera saber!!! 

Un beso!



miércoles, 10 de agosto de 2016

Buenos días, ya vieron la fecha????

Si es que no se han dado cuenta, hace 10 días que entramos a los últimos 4 meses de este año. A esta altura las chicas empiezamos a estresarnos por hacer la barriga plana para entrar en vestidos de fiesta.

Me encantaría decir que esa no soy yo, pero para qué mentir. De hecho, me golpeó esta mañana, de camino a trabajar, porque estoy usando un vestido y no me puse xpandex por comodidad y por el calor y me veo deformada. Like, en serio no voy a hacer nada al respecto?

Mi ausencia por casi un mes, de nuevo, no se debe a nada excesivamente traumatico, muchas responsabilidades mayormente. Así como no tuve tiempo para mi blog, tampoco lo tuve para ocuparme de mí. Tomar agua? Tomar una pausa para caminar? Comer balanceado? Mi esfuerzo de estos meses han tenido sus resultados en otros aspectos, pero a costa de mi imagen. Es necesario equilibrar la balanza. Nada debería impedirme ser profesional, hacer dinero, y ejercitarme y comer cosas verdes. Mi competitividad laboral no debería costarle nada a mi cuerpo. 

Pero le cuesta. Si me va mal en una reunión, si los problemas me llega como por una cinta transportadora, si estoy especialmente cansada, todo lo que tengo que hacer es ir a la cafetería y ordenar todo lo que quiera comer, que me lo descuentan del cheque. Me da pena de mi, porque he cambiado la obsesion por dejadez que es igual de malo...


Pero viene diciembre, y la fiesta de la compañía, y siempre es acerca de ese vestido precioso para la noche de baile, no?


Un beso realeza.

martes, 19 de julio de 2016

Telas de Francia

Es una costumbre que tengo, cuando voy a escribir un post, leer mis ultimas entradas. Mi naturaleza contradictoria me haría quedar como un payaso si no lo hiciera. Un día escribiría qué feliz me siento y al otro... que me quiero tirar de un puente...

Esto es un ejemplo. No me quiero tirar de un puente. Momo me haría de cuerda de bungee. A los 31 años y con un pequeño bebé que me necesita, tengo que reemplazar mi corazón por un engranaje de acero que me impulse a vivir.

Al menos no me he desilusionado a mi misma. He leído mis ultimas 3 entradas y es impresionante lo estable de mi mal humor y mi tristeza. El truco está en que 2 de las ultimas 3 entradas nunca llegaron a mi blog. Las he dejado en borrador. 

Una se llamaría "La música calma las bestias" dedicada a Muñequito. Escrito desde la perspectiva de qué hago yo para no asesinarlo cuando hace cosas estúpidas: escuchar música clásica. La opera de Caruso es mi favorita. La escucho para no llegar a casa y cagarme en sus muertos, porque la mitad de las veces yo saco las cosas de proporción...

Y era cierto. O más bien no era cierto. Era cierto que saqué las cosas de proporción y no era cierto que el le había confiado mi mayor secreto a sus compañeros de trabajo, que son indirectamente los míos también porque trabajamos en el mismo edificio. La cosa es que una vez mi mayor secreto fue la bulimia. Hoy mi mayor secreto es algo que puede hacerme ir a la cárcel. Tratando de ayudarme se expuso él, y pidiendo ayuda para salvarme a mi, tuvo que recurir a alguien que luego traicionó su confianza. Pero él supo como manejarlo y solucionarlo. Estoy fuera de problemas.

Ojalá no fuera así. Si no fuera por mi pequeño me iría a vivir un par de años encerrada infrahumanamente con mujeres que han cometido crímenes y delitos. Yo no soy ni un ápice mejor que ellas. Pero no puedo derrumbarme, por Momo. 

En estas últimas semanas he pasado por tanto dolor. Después de escribir esas entradas no vi la necesidad de publicarlas. Quieren saber qué tan depresivas eran? Esta entrada es una entrada FELIZ comparada con aquellas.

He estado ausente de la comunidad, pero no crean que ha sido diferente en el mundo real. Hoy me di cuenta de que me han extrañado por los alrededores. Verán, en la primera planta de mi edificio (yo trabajo en la quinta) hay una tienda de telas francesas. Yo, que nunca he tenido una casa para mi, me distraía mirando las telas, imaginando esquinas hermosas adornadas con tela importada de Francia. Era extremadamente relajante. Como consecuencia, tenía conversaciones diarias con el equipo de seguridad. Mi vida se volvió tal desastre que hasta mi lugarcito para escapar del trabajo había abandonado. Estaba encerrada en la oficina y me pasaba los ratos libres durmiendo para no pensar, acumulando energía para no desfallecer ese día.

Las cosas pintaban horribles para mi. Nunca hubiera podido hacerlo sin Muñequito.  A expensas de su sueño, de su energía, de su dinero incluso, me ayudó. Esta experiencia ha fortalecido el lazo que ya tenemos al ser padres del mismo pequeño. No estoy ni cerca de superar la nube negra, solo que quise volver y contarles un poco, porque sé que hay gente que se preocupa. 

Estuve muy mál y después peor. Pero estoy aquí. Volviendo a la paz despacio. 

Un beso realeza!

viernes, 1 de julio de 2016

Manuel* de Gordos Anonimos

Hace muchos años ya, yo quería teñir mi pelo. Fui por primera vez a un salón de belleza que quedaba cerca de la casa de mi mamá (donde ahora vivo yo) y conocí a una de las estilistas y su esposo, Manuel*.

El color me quedó horrible, pero la amistad que forjé con ellos duraría muchos años. Eventualmente Manuel obtuvo un trabajo como chofer de mi mamá cuando ella estaba haciendo campaña para diputada de nuestra provincia, pero eso no fue lo que nos hizo acercarnos como amigos: Manuel* era entrenador de Gordos Anónimo y me ofreció ayudarme a perder peso.

Y si que perdí! en 6 semanas perdí 14 kilos. No se permite azucar, ni un poquito. Ni harina, ni aceite. Y yo comía cosas fritas y postres pero aún así perdí 14 kilos. Manuel me enseñó como engañar al sistema... quieres comer plátano verde frito? Cocínalo hasta que esté completamente marrón y sacale toda la grasa que puedas con papel toalla, luego toma zumo de limon sin azucar... Quieres postre? Mastica y escupe, no tragues. Quieres chocolate? sustituye una comida completa por una barra de chocolate. Comiste algo indebido? no comas tu siguiente comida.

Yo no voy a decir que Manuel es el culpable de mi enfermedad, pero antes de yo descubrir que estaban disponibles en internet el me enseñó muchos trucos.

El no era el lider del grupo. El era un exgordo que había logrado un gran cambio y la compañía lo contrató para que entrenara y animara a los demás. La lider era Teresa. Palida, de pelo quebradizo, escualida. Tuvo un accidente hace muchos años y engordó por no poder moverse. Ella completó weight watchers (gordos anonimos en inglés) compró los derechos, e hizo un negocio de sacar grasa del cuerpo de los obesos. Uno de sus primeros triunfos fue Manuel. 

En gordos anonimos tienes una hora establecida de ejercicios, de irte a la cama, de comer. Todo esto monitoreado telefónicamente por Teresa, o Manuel. Es fácil decir en el telefono que has comido solo fruta mientras comes pastel pero dos veces a la semana tenía el compromiso de ir al edificio de gordos anonimos a una reunión con pesada. Pública. Todos te felicitaban o abucheaban si subías o bajabas y tus escalas de peso eran registradas en una agenda, Pero también en una pared. Tus subidas y bajadas eran un asunto público. Por eso era tan crucial no mentir en el telefono. O al menos, mentir bien.

Hace menos de un año lo vi frente a la farmacia de nuestra calle. Estaba sentado afuera en una silla que le quedaba pequeña. Se le desparramaban los muslos y le colgaba la barriga. Antes de que yo pudiera decir algo (que de todas formas no iba a decir porque no es de mi incumbencia) Manuel me dijo que se iba a poner a correr o algo, para perder el peso que había ganado porque su trabajo de chofer no le garantiza mucho movimiento. Yo no supe más de él hasta ayer que mi madre me dijo que falleció de un infarto.

De ser un ejemplo a seguir para otros obesos Manuel pasó a ser otra victima de la obesidad. Es una imagen desalentadora de lo que podría pasarme a mi misma en el futuro si no termino con este Yoyo de peso. Descansa en paz amigo. Es una verdadera pena que hayas perdido tu vida en la guerra contra la obesidad. 

Un beso.

*El nombre ha sido cambiado por respeto a la privacidad.


miércoles, 22 de junio de 2016

Mi parte favorita de esta comunidad es cuando leo "Odio a los gordos"

De verdad que me encanta...

Yo no odio a los flacos, o más bien, no odiaría a nadie por ser flaco. Porque si puedo odiar y tengo que pelear conmigo para no hacerlo fácilmente. De hecho por eso no dejo comentarios en los post donde veo el ODIO A LOS GORDOS...

Pude haberlo hecho, pero prefiero no envolverme en esas niñadas. Es un asunto de cuidado la falta de la madurez y equilibrio mental de una persona que escribe que odia cualquier grupo en un blog público. Queda alejarme de ahí de puntitas hacia atrás y cuando esté lo suficientemente lejos para que no pueda ver mi culo gordo, correr lo más rapido que pueda, y no volver jamás.

El error que cometemos los gordos es ponerle excusas a nuestra gordura. Que si las hormonas, que si los genes, como si fuera mi obligación explicar por qué mi cuerpo es como es. 

Yo no lo hago. Yo hago algo mejor. Yo le regreso al juicio a todo el que se siente en derecho de questionarle a un humano por que es de cierta forma. Yo si que te voy a dar una mirada de lástima si algún día me preguntas. Te voy a mirar como si estuvieras retrasado, porque es que algo de retraso debe haber en algún lado para meterse de esa manera en lo que no es tu problema...

Y yo espero, después de éste post, ver mucha gente más diciendo que odia a los gordos, porque esa es la naturaleza humana. Nos gusta provocar. 

Provoquen todo lo que quieran, pero si no te gustan los gordos, prueba andar con una venda en la calle.

Un beso.


viernes, 3 de junio de 2016

Cirugía Bariátrica vs Desordenes Alimenticios

Maddie, es una chica linda de California que alguna vez llegó a pesar 134 kilos. Decidió cambiar su vida, perdió 15 kilos con dieta, antes de someterse a la cirugía bariátrica que como atestigua su instagram @eff_being_fat le ha cambiado el aspecto y la vida. Hoy con 87 kilos, sigue igual de hermosa que el día en que empezó pero luce estilizada, feliz, radiante y triunfadora!

Pero... alguna vez han visto fotos de como te la pasas en la sala de cirugía? pareces víctima de Vlad IV!!! alguien ha visto fotos de qué es lo que se le hacen al estómago? lo estrangulan con una banda, o lo limitan con grapas de metal. Pero es que el riesgo lo vale! bajar de peso te cambia la vida! 

Si lo ponemos en perspectiva... cuál es la diferencia entre la anorexia y la cirugia bariatrica??? Les doy una pista en las siguientes imágenes tomadas de la pagina de wikipedia sobre cirugía bariátrica: 


Necesito un curso de edición de imagenes ya!

La anorexia le hace al estomago lo que la cirugía bariátrica, pero de forma menos invasiva. Los desordenes alimenticios logran lo que los médicos intentan lograr con cirugía y drogas. Reduce el estomago, y el no ingerir nutrientes obviamente limita su absorción. Modifica la forma en que se procesa lo ingerido, cambia los ciclos de hambre/saciedad. Aplaca los disparadores del hambre y reduce la respuesta a los estímulos alimentarios. 

Al final, no la misma meta a la que se llega por medios diferentes? Yo necesito salir de la obesidad y nadie me ofrecerá reducirme el estomago por mi historial de desordenes alimenticios. Llevo 3 días con menos de 500 calorías, pero estoy energizada y alerta. Será que mi cuerpo es uno de esos que no necesita comida? Maddie detalla que después de la cirugía nunca ha podido comer más de 800 calorías en todo un día. Si eso fuera malo para un adulto obeso la cirugía bariátrica estaría prohibida. 

Entonces creo que me haré una bariátrica en casa... comiendo como si tuviera el estomago interrumpido. Después de todo hay millares de gente como Maddie viviendo así sin problemas y con la bendición de sus medicos, no?

Un beso realeza!