Gracias por seguirme

lunes, 31 de diciembre de 2018

Una vieja gloria de los desórdenes alimenticios


Qué manera de ser una vieja gloria.

No es secreto que tener un hijo cambia la vida y las prioridades de las personas. Para mi cambió todo, a penas me reconozco! Pero para bien...?

Hagamos un poco de historia:

En el 2011 yo ya había pasado por un segundo internamiento y nada de sanar. Incluso peor. Pasé de anorexia restrictiva a purgativa y literal vomitaba 5 a 7 veces al día; y lo contaba, no porque estaba orgullosa de mi condición, si no para evitar comentarios en baja voz por algo que al final era verdad: después de cada comida, no mas de 5 minutos pasaban, me encerraba en el baño con un gran vaso de agua a purgarlo TODO... O al menos lo más posible Traté de evitarle a mi círculo el circo de leer señales o buscar olores. Me volví experta en lavar tazas de váter pero no para ocultar nada sino porque no soy puerca ni exhibicionista

A mediados del 2011 volví a vivir 100% a casa de mi mamá. Ella ya no vivía ahí pero estaba cuando venía a la ciudad. Eventualmente incluso mis hermanas se mudaron y se me hizo natural dejar de comer nuevamente. Perdí peso estaba... Encaminada. Mi mamá no se preocupa por mis desórdenes alimenticios porque a ella no le gustan los gordos. Y aunque esa frase suene... Básica, infantil, es la verdad: siempre y cuando bajara de peso a mi madre no le importó si me matara.

Muñequito se mudó conmigo. Si se acuerdan? Alto, buenmozo, floridano que no habla español. A principios del año 2012 ya me había desilusionado tantas veces que casi caigo en el alcoholismo. La relación no parecía ir a ningún lado pero a finales de febrero me salvó o me condenó cuando me encontró inconsciente en el baño. Llamó a los médicos que encontraron drogas en mi sistema e ignoraron por completo el hecho de que desmayo fue por falta de comida. A ese punto yo ya había perdido las fuerzas para defenderme y dejé que me internaran por lo que les diera la gana. Acusada de drogadicta por un "prometido"  que me dijo en la cara: eres bonita pero no sexy. Y casi me muero por tercera vez tratando de ser sexi.

Ni me importó estar internada. Al menos el costo del tratamiento no salió de mi bolsillo. Fue cómico estar en una sala con gente contando como las drogas le quitaron todo cuando yo nunca usé más que por perder peso. Yo no creo que ese centro vió un caso igual antes y de nada valió explicar. O te tratas por drogas o te tratas por anorexia y las gordas no tienen anorexia así que las  drogas eran el problema. Por lo menos no me depositaron en ese centro horrible en el medio de la nada como las 2 veces anteriores. Esta vez estaba en la ciudad. 45 días después ya estaba de vuelta a los brazos del verdadero problema: el hombre que me quería ver más sexy.

Pero pronto dejó de funcionar fumar en vez de comer. Comencé a repudiar el cigarro. Y descubrí que estaba embarazada. No podía entender como si a penas teníamos sexo el Muñequito y yo, pero eso era lo de menos...
Nunca he mentido acerca de las medidas que tomé para no tener hijos hasta ese momento. Pero con el embarazo de Momo ni me pasó por la cabeza. Fue un trato cerrado desde el momento en que se confirmó mi embarazo: éste bebé nacería. A pesar del padre, a pesar de mi negativa a tener hijos. Fácil no fui, ni pacífico. La guerra era contra la yo que se ve atada para siempre cuando mi instinto es SIEMPRE ser libre y para colmo a un hombre frío. Y contra la yo que tenía que comer. Fue muy traumatico comer para mantenerlo vivo. Yo sé que ustedes pueden imaginarlo si quieren. Al final me sentía como una incubadora del hijo del que Muñequito se sentía tan orgulloso. Pasé el embarazo piloto automático. Incluso dejé de trabajar y voluntariamente asistí a consultas ambulatorias con un psicólogo porque estaba completamente inmersa en el papel de vehículo para un niño y ya no sentía nada más. El psicólogo no ayudó en nada.

Momo nació el 28 de febrero del 2013 por cesárea programada. Y pasé de ser la incubadora a ser la nodriza. El hijo era de Muñequito y no mío. Yo morena y Momo blanco como la leche con el pelo lacio: "Qué lindo tu hijo" "Ay! Pero tu hijo es blanco" como si hiciera alguna diferencia. Si mi hijo fuese azul o extraterrestre igual fuera mi hijo.

El amor de madre para mi no fue instantáneo. Al descubrir que estaba embarazada sentí compromiso con ese ser humano. Cuando nació mis instintos fueron de protección. Mi obsesión durante años fue mi peso y no fue una transición suave entender que haya cosas más importantes que ser flaca. Me quedé con Momo en casa hasta que tuvo 10 meses. A todo esto me fui a vivir a la casa del pueblo con mi mamá. Pero volví a la ciudad para reintegrarme al trabajo y alejarme de las actividades de la mina de oro que me enfermaron con la ola de contaminación que van dejando por mi pueblo.

Al fin me sentí libre del niño que me había dominado por el último año y medio. Comencé a hacer dinero que pagaron por nanas y yo iba a verlo los fines de semana... Al principio. Eventualmente empecé a tener vida nocturna y salía con amigas o con el novio y empecé a descuidar a Momito.
Una de esas que no fui mi mamá le hizo un video parado detrás de la puerta esperando. Entonces me di cuenta de que había cometido un error. Yo había tratado el regalo más grande que la vida me ha dado como un obstáculo para ser flaca y mucho tiempo que tomó para entender por qué no podía conectar con mi propio hijo. Así que hice arreglos para traerlo a la ciudad conmigo. Incluso mudarme a la casa de mi madre en las afueras de la ciudad para que tuviera más espacio.

 En el interín Muñequito regresó al país para estar cerca de su hijo y se mudó con nosotros. Fue una batalla con mi mamá para que me permitiera tener a Momo a tiempo completo. Cuando al final pasó fue un cambio hermoso y estresante. Lo bueno es que mi horario del trabajo me permitía llevar a Momo al cuido al otro lado de la ciudad. Estaba ganando lo suficiente para todo. El padre siempre presente, pero algo no funcionaba. Muñequito y yo estábamos en una espiral en la que pasábamos de nosotros aunque somos un gran equipo en esto de la paternidad compartida. Nuestra vida romántica era una película de Tarantino. Eventualmente él se mudó y empezó a quedarse con Momo los fines de semana. Sólo entonces fuimos Momo y Mamá.
A Muñequito seguí viéndolo a diario porque trabajábamos en el mismo sitio. Era un espectáculo de vergüenza. Incluso tuve una pelea verbal con una de sus tantas flacas en medio del piso de trabajo. Entonces pensé bien todo: la misma casa donde viví tantos años con Muñequito no me hacía bien. Verlo a diario tampoco. Empecé a planear mudarme yo también y con un empujón de mi madre gritando por las mañanas entendí a los 32 que yo ya no tengo que vivir en casa de nadie bajo reglas de nadie y hacer las cosas por mi bien. También renuncié al trabajo.
Por primera vez en 5 años desde que salí embarazada yo podía tomar una decisión por mi misma sin que hubiese que consultar al médico a ver si es lo mejor para mi. Cuando empecé los trámites de mudarme sola a la capital con mi bebé me di cuenta de todo lo que tenía que agradecerle: por él, al fin, ya no soy un riesgo hacia mi misma, ya no soy alguien a quien haya que monitorear ahora, incluso, tomó decisiones por mi y por un ser humano pequeño que no se parece físicamente pero tiene muchos de los rasgos de mi personalidad e imita mis gestos. Yo soy su ejemplo y aunque es obvio que la obesidad es dañina eso no se lo he pasado a mi hijo y pretendo que conserve buen peso hasta que empiece a tomar su camino. Y que como adulto sepa que siempre tendrá el amor y el apoyo de su madre.

Momo es mi thinspo. Pero ser flaca ya no es todo lo que importa. Lo que hay en el corazón de ese niño: las risas, los abrazos, su consideración hacia los demás lo hace bello por dentro y por fuera. Qué más puede pedir una vieja gloria del mundo de los blogs sobre desórdenes alimenticios que decirles que la maldición que mi madre puso en mi no será transmitida a la nueva generación.

Un beso realeza. Y para que vean lo mucho que la nueva yo odia los estereotipos MAÑANA EMPIEZA LA DIETA

viernes, 10 de noviembre de 2017

La Khaleesi del Autosabotaje (Primera Parte)


Daenerys de la Tormenta de la Casa Targaryen

La Primera de su Nombre

Reina de los Ándalos, los Rhoynar y los Primeros Hombres

Señora de los Siete Reinos

Khaleesi del Gran Mar de Hierba

La que no Arde

Protectora del Reino

Rompedora de Cadenas
Madre de Dragones
Señora de Rocadragón


Me da risa porque bien fácil podría cambiarse a:

Barbara de la Tormenta de la Casa Candelaria
La Cuarta de su Nombre (Mi abuela fue la primera y yo soy la 3 en edad de mis primas que se llaman Barbara, luego de mí hay 3 más)
Reina de absolutamente nada
Señora de los celos sin razón
Khaleesi del Gran Mar de Mierda
La que Arde como el Diablo
La que no protege nada..
...
...

Dios, es que en serio no me sale nada bien más que Momo!!!???



La verdad es que este último año ha sido un terremoto tan grande en mi vida que no puedo ni creer que ya se acaba...

Pero empecemos con el chico:

El no quiere que hable mucho de nosotros aquí, es así de celoso de su privacidad. Pero la historia también es mía! Y es una locura. Desde que comencé a hablar de él en twitter  siempre le llamé Abe y así le diremos aquí. Abe es delgadito y toma mucho café, y fuma hasta más que yo Y AUN ASI NO PUDE IDENTIFICAR SU PROBLEMA. Lo conocí el verano del año pasado, así que llevamos más de un año juntos. Hace unos meses hemos estado pasando un momento intenso en nuestra relación que lo llevó a perder mucho peso. Yo no lo noté, pero él rechazaba comidas y yo, la vieja yo, la yo que se olvidó lo que es un desorden alimenticio...

Estamos en su carro, hace calor, y yo, la idiota yo, le está gritando porque tiene purpurina en la cara. Me ha dicho que es normal, porque tiene dos hijas y que le regalan dibujos decorados con brillos y a veces no se libra. Yo le interrumpo y le llamo mentiroso. Le digo que me da asco que use la inocencia de un niño para tapar su infidelidad. El trata de respirar, toma su teléfono, abre "Candy Crush". Y yo, oh jajajjajajjaja, le quito el teléfono y lo lanzo por la ventana, obvio se hizo pedazos. Yo creé la mala vibra que lo mantuvo de mal humor toda la semana. Pero no cedí, seguía atacandolo como un pitbull, mordida al cuello. No me detuve ni un momento a pensar lo que le hacía, no me preocupé por verlo comer. Lo vi desaparecer frente a mis ojos.

Aún después de todas las coincidencias no me atrevía a confrontarlo. Y si estaba equivocada? Los chicos no sufren de anorexia! Es una gran ironía ser yo ahora la que tenga que  enfrentar al demonio de un TCA en alguien a quien amo. Pensé que sería más fácil para mí entenderlo siendo ex bulímica y me equivoqué.


Y yo, la vieja yo, que se olvidó de lo que es un desorden alimenticio... me enojé, lo tomé a pecho...

Se me olvidó la agonía de Seth al verme en ese supermercado donde casi me muero desmayada de hambre


De los gritos de Pucci del otro lado de la puerta mientras yo me sacaba la cena del estomago con los dedos

O de AT 

y como me veía caerme de borracha después de solo tomar un cosmo...



En fin, me olvidé de lo que es ser la pareja de alguien con un desorden alimenticio. Se me olvidó que un desorden alimenticio no es acerca de la comida. Es acerca del control.
Hay cosas que sí tolera. Una manzana por ejemplo. Un batido de proteínas. Le gusta pinchar comidas de mi plato con su índice y pulgar. Le gusta la pizza con piña. Todo con piña en realidad. El yogurt. Despacio vamos comiendo y volviendo a la normalidad. No hay nada que me haga sentir más alivio que escucharlo decir "TENGO HAMBRE" 

Aún no estamos en lo claro. Pareciera que camina al borde y cualquier cosa puede hacerlo caer. Si yo no hubiera pasado por lo mismo yo diría que me chantajea, pero yo sé, lo tibio que se siente cuando todo se te sale de las manos mientras tu escuchas una dulce canción de cuna de tus punzadas de hambre.


El hace temblar su mundo para estabilizar el mío. Muchas de sus crisis se deben a mi infelicidad. Porque todo lo que tuvimos que sacrificar para estar juntos vale un pepino si después de todo terminamos separandonos por una bobada. Y yo soy la reina suprema de enojarme por bobadas.

Luego les sigo contando

Un beso Realeza!!!


domingo, 2 de julio de 2017

El mundo se ha dado por vencido

Será que estoy mal?

Será que tengo que sentarme en la sala frente al espejo y amar mis chichos, michelines, gorditos, rollos o como se llamen en su país?

Ya tomé el primer paso, enamorarme de alguien que me ama con todo este cuerpo
Y yo no lo entiendo, en mi cuerpo hay mucho, pero tan poco qué amar...

La media nos quiere volver locos?

Nos ponen a flacas imposibles
y a Ashley Graham

Y la razón es tan simple $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$

Me siento rodeada de fotos a las que no estoy acostumbrada. Chicas gorda, flácidas, obesas, celuliticas... diciendo que su cuerpo está listo para la playa y que ya es hora de que el mundo las acepte...

Lo que no está mal, digo, yo soy propietaria de varios trajes de baño y trato de vacacionar en el agua al menos 3 veces al año. Y sí saco fotos, pero las mantengo en privado, porque la celulitis, la grasa, la gordura, no es una enfermedad, no es un cancer, no es un vicio (?) pero tampoco es un estandarte o una medalla. SER GORDA NO SE MERECE EL RECONOCIMIENTO DE LOS DEMAS.

Anoche estaba en una plaza. Era muy tarde, pero logramos colarnos de últimos en una yogurería para comprarle al Momo un helado que quería. Como ya estaban cerrando yo me quedé afuera a lo que Muñequito y Momo compraban su postre. Un travesti me vió parada frente a la puerta cerrada de la yogurería. Lo dijo en voz "baja"pero lo/la escuché  claramente decir a un grupo con el que caminaba "Ojalá le cierren todos los restaurantes al hipopótamo ese"

Ashley Graham no me va a hacer parecer normal delante de la gente. Ni va a lograr que personas como eso cambien de opinion. Publicar fotos en bikini sobreexpone a las personas a los ataques de los trolls y a la... hipocresía del internet que es infinita:

"Estás preciosa"
"Eres valiente"
"No dejes que nadie te diga que no eres bella"


Ya ni se me ocurre qué mas poner. Tanta basura y mentira que la gente comenta cuando en verdad no quisieran estar en el lugar de los gorditos por un día. 

Ashley Graham está gorda
Tess Holiday está gorda
Bodyposipanda o como quiera que se llame está flácida.

Y no lo digo yo, está por todo el internet para que se vea normalice descuidar el cuerpo. Porque "somos así y hay que aceptarnos" "Nos amamos"

Yo me amo, y mi novio me ama justo como estoy ahora. Lo que no hago es pretender que lo que me dijo el travesti no es lo que todos piensan de mi.

Un beso Realeza.

viernes, 14 de abril de 2017

Como recaer en un desorden alimenticio en 3 simples pasos

Paso 1: Enamórate como una auténtica estúpida de alguien con 100 mascaras

Paso 2: Intenta descubrir su verdadera cara

Paso 3: Muérete de horror cuando finalmente quites la última mascara





Obviamente todo es mucho mas serio que esto. Meses sin escribir y me veo de nuevo en el mismo circulo. Trauma, ansiedad, episodios de depresión altamente funcional como el conejo de Duracel sin apenas tocar donde duele. 

He dejado de comer. Por dos largas semanas. Agua, y algún trozo de queso...

Luego, en esta semana entera he vuelto a comer, no? Ya no igual, no tolero cosas dulces ni demasiado saladas, ni las mismas cantidades, pero al menos, ya como...

Entonces...

Yo creo que mi falta de apetito a veces es solo la ansiedad jugando al ping pong conmigo. Nada es serio hasta que no vomito alguna comida...

Y eso he hecho. Casual, como... "He comido demasiado X y mañana veo a mi familia y no quisiera estar hinchada" nada me asusta más que meterme los dedos a la garganta y vomitar hasta sentir el amargo de mi propio cuerpo.

Hasta dejar en la taza la única cosa que puedo controlar cuando todo se sale de control.

Lo más gracioso es que sí he tenido una mini pelea con mi pareja esta noche, nada de peligro. Pero no es de las máscaras de mi pareja actual de quien hablo en la entrada de mi post, es de las de Muñequito. 

Me lo negaría si pudiera pero si estuve realmente enamorada de él, al punto en que, luego de descubrir despacio todo lo malo que es para mi, aún tenía esperanza de mantener las cosas cordiales entre nosotros. Poder caminar entre los escombros de nuestro matrimonio sin cortarme y... Resulta que se han caído todas las máscaras y la última ha descubierto a un leviatán despiadado con el orgullo herido.

Boba yo de pensar en cordialidad mientras él planeaba la estocada final...

Y si esa no era su última máscara? Y si todavía queda maldad escondida en el hombre con el que comparto un hijo?

Mientras todo a mi alrededor se expande hasta dimensiones que nunca imaginé yo me desespero por hacerlo todo pequeño de nuevo. Mi dolor cabe en un plato. Y puedo rechazarlo. Mi dolor cabe en el contenido de mi estomago y puedo sacarlo.

Recaer en un desorden alimenticio es fácil. Si lo único sobre lo que me queda poder es sobre mi cuerpo. 

Un beso realeza

viernes, 25 de noviembre de 2016

El día de Las Mariposas

Tal vez debí escribir esta entrada más temprano. Pero aquí estoy, con este dolorazo de cabeza que no se me quita. Ya fui al doc, me indicaron un chequeo oftalmológico, una tomografía de craneo y una radiografía del cuello... y me refirieron al neurólogo.

No puedo trabajar bien, las luces me molestan, me están saliendo arrugas en la frente por el constante esfuerzo por evitarlas, pero también puede ser porque estoy apunto de cumplir 32... 







Y es un tema que me toca especialmente, no solo porque soy mujer y porque soy ciudadana de un país como la República dominicana, donde mueren cientos de mujeres al año por violencia intrafamiliar y en manos de hombres que nos escogen como objetivo por nuestra vulnerabilidad. Donde tenemos que tragarnos el acoso sexual en el trabajo y en la calle, la discriminación persistente que sufrimos, el abuso por parte de los hombres que se creen superiores.





Las Mariposas fueron son 3 mujeres fuertes de Ojo de Agua en el municipio Salcedo en la República Dominicana que perdieron su vida en el regimen dicatorial de Rafael Leonidas Trujillo. Sus nombres Patria, Minerva y Maria Teresa Mirabal. Dos de ellas, Maria Teresa y Minerva fueron apresadas bajo el cargo de "Atentar contra el orden y la seguridad del Estado Dominicano" junto a sus respectivos esposos por su activa participación en el movimiento 14 de Junio, que buscaba terminar con la dictadura. Unos meses después de ser encacerladas y torturadas fueron liberadas. Durante una visita a sus esposos que seguían en prision, fueron emboscadas por hombres del régimen de Trujillo que las mataron a palos junto a su chofer Rufino de la Cruz. Sus cuerpos sin vida fueron puestos de vuelta en el vehiculo en el que se transportaban y que luego fue lanzado a un precipicio para pretender un accidente. 


Trujillo finalmente se liberaría de la molestia de estas mujeres que se oponían a que saquear a el país y lo gobernara en el más asqueroso régimen dictatorial, sin embargo, lejos de apagar la llama del movimiento 14 de Junio, la avivó de manera tal que 5 meses despúes se llevó a cabo su ajusticiamiento.

La muerte de estas mujeres a manos del déspota Trujillo, sobre todo por la forma tan violenta en que la ordenó, generó un movimiento mundial de la no violencia contra la mujer, que como ya dije me toca no solo por ser mujer, y por ser dominicana, pero también por haber sido victima de violencia por parte de hombres que se suponía debían amarme. 


Que quede claro que la violencia no es solo un puño a la cara, la violencia es también psicológica y emocional. No es solo que te griten puta, es violencia incluso si nunca lo dicen con la boca, incluso si lo dice sutilmente en un mensaje de texto.

Violencia son imposiciones, ordenes arbitrarias que ignoran tus deseos y sentimientos. 

Violencia es cuando le cuentas tus desventuras y él usa la información que le das en tu contra. Te maltrata porque otros también te han maltratado, en vez de cortar el ciclo lo perpetúa.

Violencia es cuando te hace sentir nerviosa, inestable y asustada, en vez de amada y protegida.

Eso no es amor, no es pasión. No son sus esfuerzos por conservarte a su lado. ES VIOLENCIA.

No dejes que te pegue
No dejes que te diga puta
No dejes que te chantajee
No dejes que te controle
No dejes que te aterrorice
No dejes que te toque si no lo deseas
No a la violencia contra la mujer!

Un beso Realeza! 

lunes, 14 de noviembre de 2016

Llorar por las cosas que deberian hacerme reir

Esta mañana en el metro, después de dejar a mi hijo en la guardería, recibí un mensaje de whatsapp de Mister Big. Pasa que cada 2 o 3 semanas uno se acuerda del otro y nos mandamos un texto.

Luego de nuestra corta interacción casualmente me toca cambiar de estación, casi llego al trabajo cuando noto que estoy llorando. Llorando! Pero por qué?

Porque es Noviembre y sigo en el mismo sitio, después de que nos pasamos tanto tiempo planeando vivir juntos este mes, algo que ambos queríamos  queremos y necesitamos. No va a pasar, nunca va a pasar.

A pesar de saber que no hay forma de negociar, sigo hablándole esperanzada. Pero a qué voy a hacerme ilusiones si yo nunca voy a echar a Muñequito de la casa, para qué? Esa es la EXCUSA de Mr. Big ahora. Y cuando  Muñequito se vaya va a haber otra y otra... justo como hubo miles de excusas desde el momento en que nos conocimos.

La barrera de su miedo es lo único que no he podido superar.

Antes ya he luchado con muchos inconvenientes: Una esposa y un hijo. La distancia cuando tuvo que irse por razones de trabajo. Yo estaba ahí, tornando los ojos ante lo bobo de sus excusas (no digo que una esposa y un hijo son excusas bobas, pero yo le ofrecí AMOR mientras él se aferraba a una relación fallida, la prueba es que hoy ellos no están juntos) Yo tuve que tragarme el orgullo y perseguirlo porque yo se bien que EN ESTE MUNDO SOLO SE CONOCE A ALGUIEN QUE TE COMPLEMENTA DE LA MANERA EN QUE NOS COMPLEMENTAMOS NOSOTROS UNA VEZ, sin embargo nunca cambió su opinión. Yo tuve que rendirme y seguir con mi vida solo para verlo regresar cuando yo ya me había casado con alguién más...

Pero no puedo dejar de pensar... qué si el me quizo finalmente cuando ya era imposible que estuvieramos juntos, qué si él está saboteando las cosas intencionalmente?

Cuando volvimos a encontrarnos y POR FIN, POR FIN pudimos tener una relación formal no hizo más que hablarme en términos inapropiados y actuar como una maldita gallina. Que me disculpen las gallinas, pero es que no sé que otra forma usar para describirlo. Finalmente encontró otra cueva donde meter su cobarde culo  de la oportunidad de tener una relación real: CELOS DE MUÑEQUITO.

Antes de que me digan que él tenía razón porque lo que pasó entre Muñequito y yo, permitanme decirles que eso pasó a más de un año después de que Mr. Big tuviera un ataque de celos y me obligara a cortarlo. 

Es desmoralizante querer tanto a alguien que te quiere de la misma manera y que no se pueda por la ley de la inercia. Es algo que he tenido que aprender, que ya está bueno de ceder ante su miedo. Esta soy yo la boba que lo quería  quiere no es perfecta. Yo soy histerica y me gusta las cosas a mi manera. Yo insistí en hacer a mi hijo y su padre vivir en la misma casa. Yo fui razón para nuestra ruptura, tanto como lo fue él. Porque no quiero ver las cosas romperse de nuevo por alguna razón estúpida después de tomar una decisión tan trascendental como separar a mi hijo de su padre. Tener a Muñequito cerca se siente más real y adulto que todos los años con Mr. Big, todos juntos y me da verguenza y un poco de asco. 

Pero sobre todo pena. Muchas ganas de llorar. La felicidad para mí está a un mensaje de whatsapp y no pasa por que Mr. Big es un pusilanime. No voy a echar a Muñequito de casa, para que Mr. Big tenga que volverse creativo y encontrar otra excusa para no estar conmigo. Me da pena entender que las redes de mi corazón atraparon a un cobarde.

Un beso realeza!


miércoles, 9 de noviembre de 2016

Tu necesitas que yo esté bien porque nuestro hijo necesita que yo esté bien

Muñequito ha olvidado de nuevo hacer algo que le he pedido que haga. Es algo muy sencillo "Si entras antes que yo al metro toma el asiento que está mas alejado de la puerta para que cuando yo entre lo encuentre"

Y se ha sentado en el primer asiento...

Yo tomé el siguiente, no es la gran cosa, cierto? Falso! No para mi...

Yo soy quien guarda las mejores piezas del pollo para los otros y se come lo peor, la que se come el lado quemado del pan o las galletas. Si compro helado, compro los sabores que les gusta a los otros. Los antojitos que les gusta a los otros. Joder, toda la compra redunda en las marcas y sabores que les gusta a los otros.

Yo sé que él me ha ayudado mudandose de nuevo en mi casa para que yo pueda ir a la universidad en las noches, y que cada vez que necesito dinero lo tomo de su cartera, pero así como necesito su presencia y apoyo económico, también necesito que se ocupe de mi, como yo me ocupo de él.

Lo del asunto del asiento del metro ha pasado la misma mañana en que escribí mi último post. Después de escribir el post traté de hablar con él pero he encontrado puertas cerradas. Nuestra relación se ha tornado realmente complicada después de aquel intento de volver que hicimos a mediados de año, y ya no podemos comunicarnos como lo hacíamos antes de la tensión de la ruptura en la que todas las emociones están a flor de piel y que debería estar curado ya, pero se complica con la convivencia. Nos hemos acoplado perfectamente en esto de  la paternidad compartida y cumplimos a cabalidad con las cuentas, incluso con mis obligaciones y deudas, nunca una queja, pero en nuestra relación como humanos... hay demasiados matices!

Hoy me he encontrado lo suficientemente calmada para explicárselo sin llorar, ni gritar, que son mis idiomas favoritos... así ha ido más o menos:

Le he explicado que la razón por la que me voy de tiendas y le compro ropa o le preparo comidas ricas no es porque estoy armando artimañas para que vuelva conmigo por pena, es por mi hijo. POR MOMITO! Es sencillo de entender: El éxito o fracaso del padre de mi hijo se traducirá en menos de 20 años en el nivel de catapultamiento que podamos darle al Momo. Es incluso mucho más sencillo si lo ponemos en estos términos: quiero que estés limpio, presentable, alimentado, saludable, que tengas estabilidad laboral y de vivienda porque tu eres quien ha de proveer esas cosas para Momo, si tu no las tienes no las puedes dar!!!!!

Pero en la otra mano, tu debes querer lo mismo para mi! que yo termine la universidad, que esté saludable mental y físicamente... estos aspectos de mi vida van a influenciar mi rol en la vida de nuestro pequeño cuando nos necesite más, en esa transición de niño a grande que es tan dolorosa, confusa y dura. Lo mejor es tener una madre estable mental y físicamente que pueda servir de resbaladilla y ofrecer la estabilidad que el mundo le va a negar en el momento en el que más lo necesite. 

Yo creo que es una lección para Muñequito, para mí, y para millones y millones de padres y madres separados. Crecer DUELE. Una cama mullida y una cena caliente a donde regresar en esos años en los que todo parece girar mucho más rápido que lo que podemos asimilar es una gran ayuda. Nosotros tenemos que estar en nuestro mejor momento para ayudar a nuestros hijos en esa transición. 

El día de hoy Momo solo quiere golosinas y que le lean cuentos y su felpudo de Pepa Pig para ser feliz. Mañana... necesitará a Papá estable y a Mamá relajada y eso se construye desde ahora. 

No es maravilloso poder meditar sobre esto y deducir todo este discurso por un descuido con un asiento en el metro?

Un beso Realeza!