Gracias por seguirme

domingo, 16 de septiembre de 2012

Yo siempre vuelve


Pues aca regreso. Como siempre, pero diferente. No tengo ganas de escribir, les confieso, pero entiendo que ya debo hacerlo, como mi obligación para con este blog, con mi historia, conmigo.

Estoy triste porque me siento diferente. Y mi desorden alimenticio,  amanecer de fiesta en la playa, beber hasta desmayarme,  olvídame de mi con drogas  JAMAS FUERON BIEN VISTAS EN MI, Y AHORA MUCHO PEOR deben irse para siempre o IMAGINENSE A LA MADRE DE UN CHIQUITO O CHIQUITA EN EL PSIQUIATRICO POR DROGAS Y/O DESORDENES ALIMENTICIOS…

Debo QUERER ser sana, sin vicios y feliz, por una criaturita que va a experimentar el mundo bajo mi cuidado. La felicidad llegó codificada para mi; despacio aprendo a apreciar el regalo de la vida.

Mi tristeza es pensar que ahora satisfago mi hambre cada 2 horas y no hago drogas, ni tomo alcohol ni fumo pero… HASTA CUANDO DURARÁ ESTO? Cuando se acabarán mis ganas de hacerlo todo por mi hijo o hija  y… que pasará cuando después del embarazo con todos los kilos de mas me decida a saltarme un par de comidas y luego todo… qué clase de madre ejemplo seré yo cuando mi hijo o mi hija sepa que le traje al mundo a romperse, como me rompí yo!

Es triste y aterrador para mi. Es felicidad, es ver al futuro, es amor puro y simple que me da miedo. No extraño desayunar cigarros o vomitar porque comí, pero… esa soy yo. Yo siempre vuelve.