Gracias por seguirme

sábado, 13 de julio de 2013

La habitación que abandoné

A veces figuro mi blog como una habitación pequeña. Las barras laterales serían las mesitas de noche, ya ven que ahí conservo los links de las páginas que leo como libros. El espacio para escribir sería la cama, donde descansa mi cabeza y se descarga mi cuerpo. Si miran bien tengo posters y mi header y descripción los figuro como una lámpara que les permite ver a quienes no están familiarizados lo que van a encontrar aquí. Y pues... He abandonado mi habitación...


Estoy durmiendo en mis obligaciones de madre. Las diligencias, los pagos, dividiéndome entre la capital del país, el Pueblito del centro donde me mudé y valiéndome de una ciudad que me queda al norte a media hora para saciar mis ansias citadinas... Todo esto lo digo para que sepan que éste no es el post que continua del pasado, es algo así como un calentamiento...


Honestamente el VIVIR PARA MORIR DELGADA sigue y está más vigente que nunca y amo a mi hijo pero lo de que fue la comida que me destruyó ya lo estoy poniendo en duda... EL EMBARAZO en el cual aumenté 20 kilos me destruyó recientemente *inserte risa aquí* y... Muñequito... Aunque lo amo, es muy superficial y se le van los ojos con las flacas y...


Pues la República Dominicana que es el país donde nací se caracteriza por siglos de haraganería. Los primeros, pobladores, los tainos, se alimentaban de raíces y pescaban. No cultivaban estrictamente... Y ni hablar de que fuimos colonizados por delincuentes que aniquilaron la raza solo porque éramos muy débiles para trabajar. Luego por los años 1600 hubo terremotos, sequías, saqueos... Nos dejaron hambrientos y atrasados de manera que nos comemos el plátano verde y raspamos lo que queda en las ollas después de comer arroz. Y yo pertenezco a esa raza. Quiero romper con esa maldición de hambre y escasez que... Yo-teorizando-en-mi-afán-por-comprenderme me encuentro atrapada pesando más de 100 kilos y autocompadeciendome.

Estoy trabajando duro para romper con eso ...

Hago 3 horas de ejercicio al día, peleo con los antojos, consumo fibra, agua, cuido las grasas... quiero esto. Ser flaca antes de morir. Ser linda para Muñequito y que mi hijo no tenga que oír el chiste de TU MAMÁ ES TAN GORDA...

Admito que aún vomito, al menos una vez a la semana... Pero sigo luchando, voy a mi...


Y sólo quiero volver a estar cómoda en esta habitación... Necesitar estar aquí...
Besitos Realeza!

3 comentarios:

Luciferitza Voltar dijo...

Hola linda, te entiendo completamente, también subí mucho en mi embarazo, pero cuando miro a mi bebé se que todo valió la pena, todo a su tiempo, *ya podremos estar delgadas*... pero hazlo por ti, no por Muñequito.
un beso enorme, amo tu blog ^^

Argenis Lara Fernandez dijo...

Hallo!
Acabo de encontrar tu blog por ahí vagando en la red :p
:D Tienes un hijito, que bonito n.n
Cómo que morir por ser delgada?? Vive por tu hijito, te necesita y te necesitará... Ser delgada y no morir, para disfrutar tu delgadez n.n
Lo siento por tu historia y tu pareja, la verdad me parece un fresco!!! -.-
Saludos, besos y abrazos, take care
Little Bunny LF ♥

princesa de cristal dijo...

me gusto mucho lo ke escribiste yo tambien vivo en republica dominicana y llevo 1 con ana