Gracias por seguirme

domingo, 18 de agosto de 2013

Los beneficios de ser una flor en la pared

A veces siento que tengo una responsabilidad moral con ustedes. Ni idea, locuras mías, instinto maternal recientemente adquirido, el hecho de que llevo años en esta comunidad y he experimentado la muerte de 2 lindas chicas cercanas

Nago quien se suicidó y
Andrea quien murió de un ataque fulminante


Otras no tan cercanas, miles alrededor del mundo... Miles de personas afectadas que no sobrevivirán la enfermedad...

Yo soy aparentemente sana. Tengo sobrepeso altísimo luego de mi embarazo y está hasta increíble para algunas personas que tengo un trastorno de la alimentación... 

Pero al mismo tiempo también soy la editora de este blog y aquí cuento mis experiencias desde hace 7 años...


Después de haber dado a luz obviamente he vuelto al punto en el que me veo y quiero lanzarme del quinto... Con dos variantes:
Nunca jamás en mi puta vida he estado tan gorda
Y ahora entiendo que ya no es sólo sobre mi y que ya no es sólo eso, ahora también soy mamá y tengo que nutrirme para amamantar y no puedo sobreejercitarme porque me hicieron cesárea para dar a luz al enano y se supone debo esperar 6 meses antes hacer actividad física fuerte...


Y pues... Empecé a trabajar conmigo. A buscar excusas para amarme... A concentrarme en mi bienestar interno, en mi humor para poder con ésta etapa nueva la de ser mamita con un desorden alimenticio...

Como cuando estaba embarazada no tomar, no fumar, alimentación adecuada y...

Quiero sentirme bien 
Quiero decir que todo está bien
Es mi objetivo y todo estaba perfecto hasta que...

Pues... Haciendo caminata y ejercicio logré recuperar un poco de forma humana y controlando porciones, comiendo sano noto bonitos cambios en mi cuerpo...

Y pues, yo feliz de venir y contarlo pero...
Me subí a una báscula y fue devastador. Nunca en mi putisima vida he pesado tanto estoy 3 kilos más gorda que cuando empecé a adelgazar hace 7 años, pero para cuando empecé el blog ya estaba 5 kilos menos que eso asi que realmente estoy a 8 kilos de esa maldita Gorda que después de no comer por 2 semanas lloró como bebé porque no encontró vestido para la fiesta de navidad del 2006 con su familia y se quedó sola en casa... Para encontrarse con chicas que tenían el mismo problema alrededor del mundo...


Así que con qué cara vengo y les cuento que comer sano y ejercitarse sin obsesionarse y no vomitar o purgarse son cosas buenas como pretendía...? 

Pero al mismo tiempo ¿Cómo digo que no son cosas malas cuando ya no se trata de mi si no de las personas que me leen y quizás se encuentran igual de perdidas y atrapadas en sus cuerpos, igual de bordes que yo?

Ayer comí después de un ayuno de casi 4 días. Comí por mi bebé, porque estaba muy agotada y desenfocada para cuidarlo...

Y ahora a plantearme un gran dilema que quizás alguna de ustedes comparta:

¿Cómo aprendo a aceptarme cuando ya no sólo se trata de mi si no de un pequeño que no tiene culpa de nada?

¿Cómo aprendo a tenerme paciencia e ir despacio por salud cuando estaría dispuesta a arrancarme la piel para salir de debajo de toda esta grasa?

Nos despedimos yo y mi instinto maternal... 
Un beso Realeza...