Gracias por seguirme

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Por que mami no vive con Momo

En mi post anterior me preguntaron qué pasó con mi pequeño hijo. Aqui les cuento.

Abandoné mi casa de la ciudad cuando Muñequito se fue. Su avión partió en la noche y a la tarde siguiente yo ya estaba instalada en la casa de mi madre, a 150 kilómetros de la ciudad, en una provincia llamada Sánchez Ramírez. Mi bebé nació y allí estuve amamantando y viviendo una vida tranquila. Cuando pasaron los 6 meses después de mi cesarea empecé a hacer ejercicio y a perder peso.

Pero los beneficios no se reflejaban… me sentía cansada, mi piel estaba fatal y estaba deprimida. Al principio se lo achaqué a la ruptura pero luego mi suministro de leche materna bajó mucho, deje de orinar y no podía dormir. Cambié mis vitaminas pero no ayudó. Un dia en la cocina dejé caer un cuchillo, tropecé con él y me hice una cortada de 3 centímetros de profundidad. Ya me habia dado cuenta de que estaba distraída, pero una torpeza como esa me pareció exagerada. Mis zapatos deportivos me incomodaban hasta que ya no pude usarlos mas. Cuando le comente a mi madre me dijo que probablemente era el calor, asi que comence a tomar mas agua, porque amamantar a mi bebé era para mi lo mas importante para mi.

Seguía sin ir al baño y sin producir suficiente leche y empecé a despertar sudando y ciega. Mi visión se aclaraba al cabo de unos MINUTOS y me daba pánico estar asi. Esto estuvo pasando por 3 semanas hasta que llegue a estar tan temblorosa y baja de visión que no podía cuidar a mi propio bebé y tuve que ser llevada al hospital. La sala de espera estaba atestada de gente de todas las edades con los mismos síntomas. Me senté tratando de contener las lágrimas y una doctora amiga del colegio (que vieja soy) me dijo NO TOMES EL AGUA y cuando le pregunte porque simplemente me hizo señas que me callara.

Aquí es donde se pone de miedo

Después de 2 horas en espera me hicieron pasar. Les di mi tarjeta del seguro médico y me dijeron que no la necesitaba. Tomaron mis datos (edad,dirección, nombre) y la añadieron a una base de datos de Salud Pública… yo estaba en un hospital privado. Me hicieron pasar a emergencias la enfermera ya tenía una jeringa cargada. Pedi ver el medicamento, pero la enfermera salió de la habitación sin decir una palabra. Mi mamá entro y me rogó que me dejara inyectar. Me negué y exigí ver un médico. Le dije a mi madre que estaba experimentando el momento más escalofriante de mi vida, que estaba allí tenía los mismos síntomas, que no iba a dejar que me inyectaran sin ver el medicamento  y SIN VER UN MALDITO MÉDICO. Cuando me di cuenta de que no me dejarían verlo antes de inyectarme me dejé pero con la condición de ver al médico.

Después de la inyección sentí un cosquilleo en el cuerpo y en 20 minutos tenia ganas de ir al baño. Mi orina fue oscura, pero tenía fibra blanca, como si fuera papel disuelto en el agua. El medico  me dijo que era una infección común de riñón y le expliqué que estaba a dieta y tomaba muchisima agua y comía vegetales cosechados en mi patio. DE DONDE DIABLOS, DE DÓNDE DEMONIOS iba yo a desarrollar problemas renales??? EL DOCTOR PENSABA QUE YO ERA UNA ESTUPIDA! Me fui a casa y seguí (ya había comenzado) a buscar posibles causas de mi enfermedad. Esta vez con un dato que no tenia: Muchas mas personas estaban pasando por lo mismo…

Se me encendió el bombillo: A 20 kilómetros de mi pueblo se encuentra una mina de oro a cielo abierto mis queridas amigas y amigos, su amiga estaba envenenada con metales pesados… Un pequeño pueblito lleno de gente ignorante víctima, de una corporación millonaria. Quizás hubo un accidente en el manejo de esos peligrosos químicos, pero no alertaron a la población, nos dejaron enfermarnos y miraron al otro lado. Cuando le hablaba a la gente sobre esto me decían loca… tampoco obtuve acceso a los archivos de salud pública en cuanto al asunto, era como si no existieran, como si nada estuviera pasando. Cumpli el tratamiento y mi piel empezo a arrugarse en señal de que me estaba deshinchando. Iba al baño regularmente, pero lo más escalofriante era el hecho de que mi cuerpo me dolía como si me hubieran golpeado con palos, debido a las semanas que llevaba con contracciones musculares que me causaban los temblores. No podía caminar o valerme por mi misma. Le rogué a mi madre que me trajera de vuelta a la ciudad y se negó. Llamé a mi papá pero aparentemente yo sonaba desorientada al teléfono porque me colgó. Me tomo un mes recuperar las fuerzas y poder irme. Pense muchisimo esta decisión. Pero luego de ver que no era solo yo, y darme cuenta de que los hospitales solapan a la mina, la impotencia y el asco que me causó esta experiencia me hizo tomar un autobús para largarme.  Mi papá me acogió en su casa pero me reprochaba el haber dejado a mi hijo.

Pero mi madre no quiere entregarlo. Durante toda esta travesía septiembre-noviembre 2013 estuve deprimida, débil y violenta, no pude cuidar a mi bebé correctamente, se que ella teme que aún sea así. Lo veo todos los fines de semana y a veces lo tengo en casa por meses cuando mi madre viene por cuestiones de negocios. Pero mi hijo es mi razon de ser y sólo quería dejarle saber a la comunidad que no lo he abandonado, estoy lejos de él involuntariamente.

Me preocupa que él también puede envenenarse, por lo que le exijo a mi madre que use agua tratada para bañarlo y alimentarlo. Pero es algo que me quita el sueño no poder protegerlo aún más de la contaminación. Y estoy peleando fuertemente para traerlo y que vivamos nuevamente juntos, esta vez sanos.

Hay mucho más que no les cuento por no abusar de su amabilidad al leerme. Hablaré más de esto luego, pero no quería caer en el cliché de hacer todos mis post por partes…

Como siempre
Besos Realeza!

3 comentarios:

Nanyi M. dijo...

Hola, no puedo creer lo de la Barrick Gold y eso que se empeñan en decir que se extrae el oro de la forma más sostenible posible. Que embusteros, y más esos médicos, este pais está perdido sinceramente. Seguro que es muy difícil esa situación para ti, pero debes tratar de recuperar a tu bebe de vuelta y eso será primero ayudandote a ti misma, que tus padres vean que si eres capaz de criarlo tu sola. Te deseo mucha suerte!

Nanyi M. dijo...

Hola, no puedo creer lo de la Barrick Gold y eso que se empeñan en decir que se extrae el oro de la forma más sostenible posible. Que embusteros, y más esos médicos, este pais está perdido sinceramente. Seguro que es muy difícil esa situación para ti, pero debes tratar de recuperar a tu bebe de vuelta y eso será primero ayudandote a ti misma, que tus padres vean que si eres capaz de criarlo tu sola. Te deseo mucha suerte!

*Cristal* dijo...

Preciosa, no puedo creer lo horrible que la has pasado con eso del envenenamiento! Pero seguro que esta experiencia te ayuda a sopesar la salud de la que gozas ahora y en otros momentos y a cuidarla por el peque.

Me da mucha pena que no puedan vivir juntos, sobre todo que tu mami no te lo quiera entregar, y espero que pronto se pueda arreglar eso. De verdad. Suena feo, pero tú eres la madre: quizás un juicio o algo así...

Un abrazo, linda :)