Gracias por seguirme

jueves, 25 de diciembre de 2014

Feliz Navidad! (Post viejo sacado del borrador)

Mi profesor de periodismo informativo fue una terrible sorpresa después de 4 años de no estar en una butaca aprendiendo algo de alguien. En nuestra primera clase preguntó los nombres de las 2 personas que estaban presentes, sin embargo en la segunda clase alegó que yo había estado ausente. Yo me enojé un poco, eramos solo 2 por los aretes de Jem y el no me recordaba después de una semana, así que hice lo correcto, lo que yo creí era correcto, y al final de la clase le pedí disculpas por interrumpir, y cuando creía tener luz verde para reclamar mi presencia el profesor dijo en voz muy alta, aunque sin gritar.

PERDON POR QUE SEÑORITA, YO NO TENGO QUE PERDONARLA POR NADA, DIGA! y yo me ofendí y decidí no reclamar nada. No recuerdo mucho la conversacion despues de esto pero a sólo dos clases ya estaba segura de que no deseaba continuar. Si soy honesta he empezado la materia 6 veces con el y me dije, no! necesito esta materia para avanzar, deja yo simplemente volar bajo el radar aquí…

Y así lo hice, solo que me sentía incómoda cada vez que cruzaba por esa puerta, pero termine con una buena nota porque yo no estaba ahí para ser la preferida, estaba ahí para aprender y demostrar que aprendí, pero esta experiencia mató algo de mi feminista interna y me dejó un mal sabor de boca y una idea de futuro muy triste, será que cada vez que me enfrente a un hombre con autoridad tendré que bajar la cabeza? Y recordé este poema de Lily Myers “Mujeres encogiéndose” *Mi traducción*  está escrito en ingles aqui http://lit.genius.com/Lily-myers-shrinking-women-annotated




Desde el otro lado de la mesa de la cocina, mi madre sonríe con el vino que bebe en una taza de medir
Ella dice que no se cohibe
Pero de ella he aprendido a encontrar el matiz en cada movimiento del tenedor.
Cada vez que alza la cena mientras me ofrece las piezas que no come de su plato
Me he dado cuenta que solo cena cuando yo lo sugiero
Me pregunto qué hace cuando no estoy aquí para sugerirlo.

Quizás es por eso que mi casa se siente más grande cada vez que vuelvo, es proporcional

Mientras ella se encoge el espacio a su alrededor parece hacerse mas grande
Ella mengua mientras mi padre se vuelve ancho. Su estómago ha crecido con vino, noches de fiesta y almejas y poesía
Una nueva amiga que tuvo sobrepeso cuando adolescente, pero que mi padre reporta que ahora está “loca por la fruta”

Era lo mismo con sus padres
Mientras que mi abuela se volvía frágil y se doblaba su marido se hinchaba
Y me pregunto si mi linaje es uno de mujeres que se encogen
haciendo espacio para la entrada de los hombres en su vida
Sin saber cómo rellenarlo una vez ellos se van.

Yo he tenido que aprender alojamiento
Mi hermano nunca piensa antes de hablar
A mi se me enseñó a filtrar
“Como es que alguien puede tener una relación con la comida?” el pregunta, riendo, mientras como una sopa de habichuelas negras que escogí porque no tiene carbohidratos.
Quiero decir: nos criaron diferente, Jonas
A ti te enseñaron a crecer
A mi me enseñaron a menguar
Tu aprendiste de nuestro padre a emitir, como producir, a darle salida a cada pensamiento de tu lengua con confianza, yo
Yo aprendí a absorber.
Tomé lecciones de nuestra madre en crear espacio a mi alrededor.
Aprendí a leer las arrugas en su frente mientras los hombres salen por almejas
Nunca pensé en responderle, pero
He pasado el suficiente tiempo sentandome frente a alguien para adoptar sus hábitos




Por eso las mujeres de mi familia se han estado encogiendo por décadas.
Cada cual aprende de la anterior, de la misma forma en que cada generación enseña a la siguiente a tejer
Ondeando silencio entre los hilos
El que puedo sentir mientras camino en esta casa que no para de crecer
Piel que pica
Cogiendo todos los hábitos que mi madre sin querer deja caer como pedacitos de papel desde su bolsillo, en sus interminables viajes del cuarto a la cocina y al cuarto de nuevo
Noches en que la escucho bajar escondida a comer yogur en la oscuridad, una fugitiva robando calorías las cuales ella siente que no le pertenece
Decidiendo cuantas mordidas son demasiadas
Cuanto espacio ella merece ocupar.

Mirando su lucha o la odio o la imito
Y no quiero hacer más ni una ni la otra
pero el peso de esta casa me ha seguido a través del país
Hice 5 preguntas en clases de genetica y todas comenzaron con la palabra “Perdón”
No se cuales son los requerimientos para sociología porque me pase toda la reunión
decidiendo si podía o no tener otro pedazo de pizza
una obsesión circular que nunca quise pero

La herencia es accidental
Y me mira fijo desde con los labios untados de vino desde el otro lado de la mesa.

1 comentario:

ツツmOreviCツ dijo...

En constelaciones familiares, esas son las "lealtades al clan". Esos actos que consciente o inconscientemente realizan miembros X de nuestra familia de generación en generación.
Según he visto en las constelaciones, estas "lealtades" se pueden manifestar en forma de comportamientos estereotipados, enfermedades, viudez temprana., etc.