Gracias por seguirme

miércoles, 1 de abril de 2015

Me caí del tren, del los rieles, del camino, del mundo, de la atmosfera, del sistema solar y del universo

Perdón por el título exagerado...

Pero es que no tengo mas que venir a mi blog y hacerme cortes emocionales con estas letras...

Qué me está pasando? Todo esto de la enfermedad de mi hijo y mi ruptura con Mister Big me ha dejado vulnerable y economicamente quebrada. Sin embargo mi gimnacio y entrenador me esperan... Dejenme argumentar esto un poco...

La cosa es que yo gano un sueldo... no miserable pero tampoco extraordinario, del cual reservo al rededor de un 25 %  para mi gimnacio y entrenador personal. No leyeron mal... 25% el resto es 50% para mi hijo y yo vivo con lo que queda. 

Esto no importaría tanto si en verdad mis esfuerzos estuvieran dando resultados. Ya que pago tanto por mi bienestar personal debería haber cumplido con alguna meta Y NO. Estos días, con la enfermedad de mi hijo, tengo suerte de poder ejercitarme una vez a la semana... Pero esto no es excusa, llevo meses ejercitandome religiosamente.

Mi ropa sigue igual de apretada y mi cuerpo igual de fofo. Y no es por falta de ejercicio, me parto el alma despertandome a las 5 am  para sudar como una puerquita y luego ENGUYO como otra puerquita...

Sé que no debería hablar así de mi misma, pero en serio, necesito despertar y subirme al tren. Si me esfuerzo tanto con el ejercicio como puedo ser tan boba y arruinarlo con mi mala alimentación. COMO PUEDO SER TAN BOBA!?!?!?

UGH!

Besos Realeza!

2 comentarios:

Seda dijo...

Pues si, es normal q sientas una frustracion enorme si estas gastando tanto dinero en eso.....
pero siempre es mas sano y mas bonito tener un cuerpo sobrealimentado ejercitado, que uno sedentario. Tampoco es q lo estes tirando a la basura. El ejercicio es bueno aunq comas mal.

NG Salud y Nutrición dijo...

Baby, terminar una relación y la enfermedad de un ser querido, en especial un hijo, además de la situación económica difícil obviamente generan estrés. Está excelente que te ayudes con ejercicio, sin embargo hablar de esto te ayuda a dejarlo fuera y no acumularlo como kilos. No es tu culpa, le pasa a más personas de las que crees, es importante darte cuenta, aceptarlo y trabajar en ello para dejarlo atrás y ni acumular problemas disfrazados de grasa corporal.