Gracias por seguirme

viernes, 17 de abril de 2015

Sobre la visita de Muñequito, pero un poco mas profundo

Ser una mujer fuerte no está bien visto. Increible, porque es el 2015. Decidir que no deseas mas estar en una relación con el padre de tu hijo, por la razón que te de la gana te hace una mala madre, y cuando es el hombre que decide entonces la mujer no supo sostener el matrimonio. Esta es mi situación hoy en día. Pero la gente no ve las situaciones mas allá de su nariz. Este post es sobre mi situación con Muñequito.

A menudo nos encontramos poniendo parches a nuestras relaciones. Nadie es perfecto, física o emocionalmente, así que la vida en pareja tiene requerimientos como la paciencia, la tolerancia y la fé, que son cosas que quizás no se ponderan en la idea romantizada del amor y el matrimonio de hoy en día. Incluso cuando personas que han pasado por la experiencia te aconsejan, tu (yo) inocentemente consideras que tu relación no será igual, que durará para siempre sin esfuerzos ni sacrificios... eso es una ilusión.

No solo es la vida en pareja una verdadera lucha, pero es también una opción. El matrimonio vale la pelea, pero es un baile para dos, no se puede cargar la relación en la espalda cuando tu contraparte ya no desea seguir a tu lado. Comprender esto puede ahorrarte mucho dolor a ti, y en caso de haber hijos de por medio, tambien a ellos.

Yo amaba a Muñequito, con todo el amor que me queda. Yo cuidé de él, le apoyé en todo. Lo admiro por lo que es, la vida dura que le ha tocado, por todas las grandes decisiones que ha tenido que tomar a su corta edad (no se si saben que él es mucho mas joven que yo). Creo que mi mayor muestra de amor hacia él ha sido dejarlo ir a vivir su vida cuando ya no le interesaba vivirla conmigo.

Pero ahora que ha venido a visitar nuevamente se levanta la nube de polvo que generan los comentarios acerca de nuestra relación en mi familia. Nuestra relación se ha vuelto platónica y ambos somos felices, nos sentimos cómodos! Me he acostumbrado a hablar con él todo el día por mensajería como viejos amigos, eso es fácil. Lo complicado es que el mundo entienda que no hablamos de sexo o como pareja, lo complicado es que mi familia entienda que no paso el día tratando de convencerlo de que volvamos.

Después de meses de no ver a su Momito (El prefiere llamarlo Bear, como Oso en español) por fin se ven, y es como si no hubiera pasado un día. Lloré de la emoción al ver a mi hijo saltar a los brazos de su papá y jugar con él como hacían por cámara. Eso me hace feliz, el rechazo de Muñequito mientras fuimos pareja no tanto. Por el bien de mi hijo prefiero un gran padre y amigo que un esposo que se siente atrapado en su rol.

Tal vez algún día, quizás despues de que muera, mi familia leerá ésto y entenderá. Hasta entonces seré la imbésil que dejó que su marido la dejara, la inepta que no supo mantener un matrimonio. Mi estatus actual? Madre soltera, responsable 100% de mi felicidad y mi estado civil. Esto me hace sentir fuerte y poderosa!

Besos Realeza!

1 comentario:

OBESA dijo...

amor mio.. tenia algo de prisa hoy y por eso cuando te vi no pude detenerme... mientras leia esta entrada escuchaba la cancion por casualidad "perdon perdon de Ash ha" en caso de que no la conozcas escuchala y comienza a releer tu entrada y ya veras todo lo que senti.. te quiero mucho y sabes que aunque este trabajo me tiene atareadisima sigues siendo mi mau.. te quiero amiga