Gracias por seguirme

viernes, 8 de mayo de 2015

Enfermarme realmente para poder curarme realmente?

Solo una foto hermosa que encontré, no soy yo
Ayer me tocó terapia de grupo en el centro. Este es un país con baja prevalencia de desordenes alimentarios, así que el grupo está compuesto por otras 2 chicas, a las que conozco muy poco a no ser por lo que cuentan en la terapia.

Las dos chicas son una joven madre y una aspirante a bailarina. El peso y medidas de estas personas  es pasmosamente bajo, a pesar de que ellas ya subieron el peso requerido por el centro. Y yo, ahí con mis mas de 100 kilos me siento como un fraude.

Hace unos años, durante mi tratamiento con Tinkerbell (que no era por mi desorden alimenticio) otro doctor de la clínica rechazó mi caso por gorda (cuando quise aplicar para recibir el tratamiento por la bulimia). Y yo confieso que no he conocido en persona alguien tan pesada como yo en los 3 internamientos que he tenido, pero eso significa que yo soy un caso aislado?

Ni hablar. Yo no tuve mas opción que hablar por mis violentas fluctuaciones de peso, mis constantes desmayos y finalmente mi ataque cardíaco, pero hay personas, allá afuera que se matan de hambre o comen y vomitan para bajar de peso sin consecuencias dramáticas hasta que ya es demasiado tarde, o hasta que el trastorno se extingue.

Sin embargo, a veces se me hace una bobería todo esto del tratamiento. No es que yo necesito el estatus de ENFERMA, es que siento que estar rodeada de flacas me enferma más. Siento presión por adelgazar porque las gordas con bulimia son unas fracasadas...

No sé si hice un enredo... me explico mejor:

Cuando voy a terapia con mis compañeras y las veo servirse café con poca azúcar y sin crema y las escucho hablar de sus avances porque ya han incluido pastas en su alimentación, con mi cappuccino doble y después de almorzar un hot dog y una bolsa de papas crispadas, se me enchina la piel. ME HACE PENSAR QUE HAGO MAL ESTO, ME HACE SENTIR UN FIASCO Y ME DAN GANAS DE SER UNA AUTENTICA ENFERMA PARA MERECER UN LUGAR AL LADO DE ESTAS DOS FLACAS.

Pero el simple hecho de pensar así CONSTITUYE MI ENFERMEDAD. Nadie en su sano juicio puede desear estar realmente enferma para poder recuperarse realmente...

Así que decidí renunciar al grupo de apoyo...

Aunque el irme no resultó tan fácil como planeé...

Besos Realeza!

1 comentario:

Annie dijo...

No sé que clase de personas haya en tu país pero aquí en México definitivamente es más común ver personas que pesan entre 80 y 120 KG o por lo menos en el ambiente en el que estoy, ¿por qué no resultó fácil?, no eres un fraude, eres una grandiosa persona, aunque no te conozca en persona por lo que hemos hablado estos años lo sé, tienes mi apoyo total, te quiero muchisímo <3