Gracias por seguirme

lunes, 13 de julio de 2015

Escoge bien tus juguetes...

No comas eso
no comas eso
no comas eso
no comas eso tampoco
Esta entrada es en realidad, completamente distinta a lo que ustedes van a leer. No se si me siento lista para contar lo que realmente me pasa. No lo hice en la entrada que se quedó en borrador y no lo haré ahora. 

Estoy escribiendo por disciplina...

Yo solía sentir rabia hacia la comida. Recuerdo perfectamente una vez que le agregé una cucharada de azucar a mi pomelo y luego no quise comerlo, porque me daba asco. Recuerdo cocinar manipulando los alimentos con escalofríos, recordandome que por estas cosas que toco, corto y combino mis muslos no caben en mis pantalones...

Nada mas que asco. Cuando comía, cuando no comía, cuando vomitaba.

Esta entrada se llama así por lo que escribí en la que se quedó en borrador... y que no soy lo suficientemente valiente para publicar...

Un beso

6 comentarios:

Sophie dijo...

Te entiendo yo también solía sentir eso, es horrible sentirse asi con respecto a algo que es tan parte de la vida cotidiana...
un beso

Claire Kershaw dijo...

Escribir nos ayuda a descargarnos, y estoy segura de que esa entrada que está en borradores es la historia de muchas chicas. No te avergüences.
Besos

Allyson dijo...

Es como si estuvieras describiéndome, yo siempre le tuve asco a la comida, aun de niña antes de enfermar, aveces tenia que dejar de comer porque me asqueaba.
Respecto a tu entrada en borrador, seguro el tan solo escribirlo te ayudara a desahogarte un poco linda; ya la publicarás cuando te sientas con ganas. Y si nunca lo haces no importa; lo importante es que te sientas mejor.
Un beso!

Clandestinne. dijo...

te entiendo perfectamente, yo comia hasta que no podia moverme, hasta que un dia todo lo que masticaba lo terminaba escupiendo porque me daba asco (creo que no solo asco la comida, si no verme comer)
un beso gigante y espero que estes mejor. te espero por mi blog.

Nightingale dijo...

Es el problema de estar enferma. Recuerdo perfectamente cómo era vivir con eso. Era algo prohibido, pero eso me hacía quererlo más.
Al final ni siquiera el asco, ni la angustia de lo que iba a pesar al día siguiente me impedían, pues lo de siempre: Atracón, vómito, ejercicio.

Un beso.

Annie dijo...

vuelvo a sentirlo, pero a pesar de todo siempre tendrás mi apoyo <3