Gracias por seguirme

viernes, 28 de agosto de 2015

Esta cosa rara me ha pasado tantas veces y no sé cómo hacer para que no pase de nuevo

Esta entrada, como el título, será larga...


Creánme cuando les digo que soy una persona conflictiva. Me involucro en dimes y diretes en el trabajo, le grito a mis padres, pierdo la paciencia por todo. Inconscientemente hago a la gente perder la cabeza una y otra vez y luego ME IRRITO CUANDO SE CREA LA PELEA. No sé cómo mantener la paz.

Les parecería que no. Pero creo que esta es la razón principal por la que me alejé del blog por un rato. Seguí publicando en el otro, porque allá el contenido fluctúa entre cuentos y relatos, letras de canciones, sueños (de esos que se tienen durmiendo) y entradas de diario autenticas pero no siento la necesidad de separar la verdad de la ficción. La cosa es que no quiero publicar lo fuera de centro que me encuentro por temor al efecto desencadenador del desorden que tiene describir los aspectos del mismo en una forma... ATRACTIVA. Que escribir es mi hobbie, por ahora, pero es la carrera a la que aspiro y si escribo sobre vómito me voy a ver obligada a escribirlo de manera estética, aunque luego de que me he recuperado ENCUENTRO EL ACTO DE VOMITAR CASI IMPOSIBLE. UN BUCLE INFINITO DE ASCO.

Debido a todo el estres que me ha generado la falta de apetito (anorexia?) de mi madre y su decisión de volver a la ciudad, la mudanza, la enfermedad de mi hijito (3 hospitalizaciones, solo en este mes) mi compromiso con mis acreedores y mi situación sentimental empecé a notar los efectos de la bulimia... pero no la parte restrictiva, la compulsiva. Incluso volví a mis viejos usos de adolescencia de comer cosas que no son mías y ser regañada por ello. Obvio NO BUSCO JUSTIFICAR MI GLOTONERÍA, el estress es la causa y yo tuve la opción de bajar la cuchara, o atiborrarme de kilos.

Y escogí lo segundo. Pero lo que pasó después fue peor que todo. Porque resulta en 17 mil pasos para atrás en mi recuperación, que de no ser porque peso mas de 100 kilos me hubiera hecho aterrizar pies por delante en una clínica... DEJE DE COMER.

Y no lo hice por perder los kilos que evidentemente gané. Fue un accidente. LES EXPLICO

De mi salario, a penas me quedo con suficiente dinero para pagar mis viajes en le metro y para cubrirme el almuerzo, después de cumplir con mis cuentas básicas, con mis acreedores y con las necesidades de mi hijo. Y cuando uno de mis dientes se rompió lo descuidé hasta que el dolor me impidió dormir, sumado a que por el mismo dolor en la boca no pude comer en una cantidad de días de la cual perdí la cuenta, escuché a Muñequito felicitarme por el aspecto de mis piernas, vi mi ropa caer holgadamente sobre mi cuerpo y casi caigo a los rieles del metro por un fuerte mareo que me agarró en una estación antes de considerar pedir ayuda financiera para ir al odontólogo. 

El día que ya no pude mas mi mamá vino a recogerme al trabajo y fuimos al despacho de mi odontóloga de toda la vida, que parece una Barbie y solo contrata Barbies. Así que ahí estaba yo, contándole de mi emergencia a la Barbie Recepcionista, para que me diera una cita con la Barbie Odontóloga que con la ayuda de la Barbie Asistente Dental me sacaran de mi miseria. Y si que lo hicieron. Si ustedes buscan en mi boca van a tardar en encontrar el diente que tuvo que ser reconstruido.

Pero, ADIVINEN QUIEN NO ESTA COMIENDO AUN e incluso limita el consumo de agua. Les voy a dar una pista: tiene un blog llamado enamorana. Parte por la sensibilidad que aún tengo en el area que se me afectó y parte porque me acostumbré a no comer. Hoy he tomado 5455612236556 tazas de café negro y ninguna comida. 

El autosabotaje mis niñ@s. Eso es lo que no puedo para de hacer. Autosabotearme. Mucho me temo que si mi mente pendula entre QUE BUENO QUE DEJO DE COMER LA MORZA Y AHI VA DE NUEVO CON SU APOLOGIA DE LA ANOREXIA la de ustedes ha de estar igual. 

Qué voy a ganar con mi falta de apetito: que si kilos menos, que si admiración, que si esa sensación de auto control tan deliciosa, que si las tallas, que si los hombres

Qué voy a perder? TODO LO QUE CUENTA: MI SALUD MENTAL Y FISICA, MI HIJO, MI TRABAJO, MI POSICION COMO UN MIEMBRO PRODUCTIVO DE LA SOCIEDAD, qué se yo, mil cosas mas.

Tengo que parar el autosabotaje. La extrema sensibilidad de mis dientes me impide comer apropiadamente, ya bueno, tengo que volver con la Barbie dentista y arreglar eso. 

Un beso Realeza!

*La imagen es de google

7 comentarios:

Daniela dijo...

Nena, te admiro, eres una mujer muy fuerte. Lamento que tu hijito este delicado de salud, desde acá tienes mi apoyo y energia positiva para que se recupere, aun es pequeño y los niños son mas suceptibles a enfermar pero asi obtienen defensas y se hacen fuertes.
Lo de tu mami me parece muy mal su actitud de ni comer, pero la verdad es que la mia tambien se re cuida al comer y si me afecta cuando se compara conmigo fisicamente.
Te dire lo siguiente: Come, entiendo que la sensacion de control te ata, pero TU VALES MUCHO MAS QUE ESO, ERES MUCHO MAS QUE UN NUMERO EN LA BASCULA, MERECES SER FELIZ Y si las personas no t apreciaron lo auficiente: APRENDE HACERLO TU.
Yo creo que tienes un gran corazon, porque siempre das animos a las q tenemos blogs de forma desinteresada, al cuerno los kilos que no moa definen, siempre habra problemas pero se puede dejar sto y star mejor y tu mereces ser feliz.
Perdona x extenderme tanto, no me parece juato q la pases mal y q t lastimes d esa forma porque se como se siente.
TE MANDONUN GRAN ABRAZO

Sophie dijo...

De verdad tienes muchas dificultades, entiendo que a veces te cueste hacerte cargo de todo pero si no cuidas de ti misma todo el resto se derrumba, como en los aviones hay que ponerse la mascarilla uno primero para poder ayudar al resto. Se que no comer es adictivo sobretodo porque uno empieza a ver como baja de peso, pero no es sano y tiene consecuencias a tu salud. cuidate
besos

black rose dijo...

Creo que lo que mas me a causado preocupación es lo de tu bebe, en verdad espero que se mejore y que ya no exista una cuarta ocasión en el mes, de tu diente espero y todo salga bien y te recuperes!. Barbara SE FUERTE =)

Venus dijo...

Vaya que te entiendo ¡Te entiendo! La enfermedad de un hijo duele casi como si fuera propia... Y que ganas de poder sufrirla en lugar de él.

Espero que todo mejore, y que puedas comer... Un poco (casualmente, una enfermedad me obligó a dejar de comer en estos días) y bueno, los peques son los motores ¿No?

Saludos.

Venus dijo...

Vaya que te entiendo ¡Te entiendo! La enfermedad de un hijo duele casi como si fuera propia... Y que ganas de poder sufrirla en lugar de él.

Espero que todo mejore, y que puedas comer... Un poco (casualmente, una enfermedad me obligó a dejar de comer en estos días) y bueno, los peques son los motores ¿No?

Saludos.

cerca de ana dijo...

Me resulta increible leerte cada vez que puedo. La forma en la que te tomas las cosas, con realidad, y humor, y siempre centrada en tus sentimientos.. (al menos eso parece)
Sigue escribiendo, y por mas que sea un trabajo, por favor, no dejes de tomarlo como hobbie, entonces siempre lo vas a disfrutar!
Saludos, y que las cosas mejoren para vos y tu peque ( y no nos olvidemos de saludar a la barbie dentista!)

Isa mar dijo...

Hola!! me hiciste reír con tu historia de las barbies en el dentista, me las pude imaginar mientras te leía, espero que estés bien