Gracias por seguirme

viernes, 13 de noviembre de 2015

Hice todo mal en esto de evitar las confrontaciones.

Harley Quinn  de la serie de animada de Batman, y ahora en Suicide Squad es la representación del Arlequín.
Dejé la definición de este personaje en un link mas abajo.
Yo sabía que  cuando mi madre entrara a mi habitación y señalara la ropa en el piso (o respirara, porque admitamoslo, yo soy así) se me acabaría la parsimonia. Pero desde que este ejercicio empezó no he hecho mas que gritar, patalear y hartar a todos con mi mal humor y mis exigencias.

Tinks me pidió que me calificara a mi misma, del 1 al 5 en mi manejo del conflicto esta semana.

"Puedo escoger números negativos?"

No solo NO evité la confrontación si no que ya perdí la cuenta de cuantos de los conflictos de la semana se generaron por mi culpa y cuantas veces yo fui la que, luego de que las cosas se disiparan volvía al mismo tema hasta generar el "JUST GO TO BED BARBARA" de Muñequito y "YO ME VOY DE ESTA CASA" de mi madre. 


Ella sabe que vengo de un hogar lleno de gritos y maltrato físico y psicológico. Hice lo que llevo años haciendo: 


DECIR QUE ESO FUE HACE MUCHO TIEMPO, QUE YA NO ESTOY RESENTIDA. DECIR QUE ME MEREZCO QUE MI MADRE ME GOLPEARA, QUE MIS HERMANAS SE BURLARAN DE MI Y QUE NO ME DUELE QUE MI PADRE SE HICIERA DE LA VISTA GORDA PORQUE TODA ESA BRUTALIDAD ESTABA JUSTIFICADA, POR SER LA QUE NO ENCAJABA. QUE HASTA EL DÍA QUE NACIÓ MI HIJO YO ACTUABA COMO UNA SIN REMEDIO Y QUE TODO LO MALO QUE ME PASO ANTES DE ESO, INCLUYENDO EL FRACASO DE MI MATRIMONIO,  ERA MI SOLA Y ENTERA CULPA.



Tuve que interrumpir nuestra videoconferencia un momento  porque, aunque esto es algo de lo que habíamos hablado hasta el cansancio se recrudece ahora que soy madre. Mientras lloraba profusamente, ahora solo con el micrófono prendido, me dijo que NO HAY MANERA DEBAJO DEL SOL PARA JUSTIFICAR QUE UN NIÑO CREZCA CON TANTOS CASTIGOS. Cuando me pidió que me olvidara de los  hechos y me enfocara en las sensaciones, encendí la cámara y el micrófono nuevamente. Le conté lo que sentía al correr por la casa buscando lugares donde esconderme de los palos y los cinturones. La desesperación de ser atacada por la misma persona que debía protegerme. El miedo, la inseguridad, el desamparo, el dolor físico y emocional. El maltrato que sufrí me hizo abandonar la ilusión de algún día sentir amor materno, o de sentir amor en lo absoluto. Sobrecompensar, sobrecomplacer, partirme en dos para agradar me convirtió en alguien que se siente insuficiente. Pero sobre todo ESCONDER EL DOLOR QUE SENTÍA ME CONVIRTIÓ EN UNA ARLEQUIN.

Me distraía comiendo como loca (por eso la obesidad), fumando cigarros, emborrachándome, teniendo relaciones sentimentales tormentosas HACIENDO LO OPUESTO A LO QUE SE SUPONÍA QUE DEBÍA HACER. Pero ya no cuento con estos comodines. Aquí solo estoy yo, mi hijo y mi adultez y estoy aterrada. Nunca lidié con nada. Y no sé cómo lidiar con este estado de enojo permanente.

Tinks se extrañó de que no la llamara a mitad de semana desde un hospital con un colapso nervioso. Me miró a los ojos y me dio las gracias por permitirle ser parte de mi proceso de curación emocional y se comprometió,  con lo mejor de sus habilidades a ayudarme. Irónicamente me siento más que lista para no volver a enojarme sin motivo. Y para sumergirme en mi misma hasta encontrar la forma en la que debí haber encarado mis problemas de la niñez si nunca hubiera recurrido a mecanismos autodestructivos. 

Llegamos a la conclusión de que las mismas dificultades académicas y de disciplina que mi mamá castigaba severamente pudieron haber sido generadas por el abuso en un bucle infinito de inoperancia de la violencia. MI MAMA ME GOLPEABA PORQUE NO HACIA LO QUE ELLA QUERÍA Y YO NO HACIA LO QUE ELLA QUERÍA PORQUE ELLA ME GOLPEABA. Y que quizás mi madre estaba luchando su propia batalla contra emociones negativas que manifestaba con... CHAN CHAN CHAN CHAAAAAN

IRA!!!

Tengo que cerrar el bucle... por mi pequeño.

ME MATO SI LLEGO A ARRASTRARLO A LOS NIVELES DE DESESPERANZA QUE YO VIVÍ, QUE TODAVÍA VIVO AUNQUE ME CUESTE ADMITIRLO. 

Me he tomado muchas horas para componer esta entrada. Y siento mucha paz, sorprendentemente. Ese es el objetivo de la terapia, no? Hurgarse las heridas hasta dejar salir la pus que no te permite sanar. Quizás en algún punto entienda por qué manifiesto tanta ira por las cosas mas mínimas. 


Un beso Realeza.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

https://youtu.be/0DfpqlqjRb0

Anónimo dijo...

freelee the banana girl

Sophie dijo...

Tienes terapia por skype? Me alegra que sientas mas paz luego de haber sacado lo que sentías y concluir que depende de ti ahora frenar con tu hijo el circulo de violencia que seguramente empezó desde hace muchas generaciones atrás. La ira y la violencia generan mas ira y violencia y maltrato y así el circulo nunca para. Ojala puedas frenarlo y sanar, por tu hijo y por ti.
un abrazo

βʋииʏƤяιиcɛƨƨ dijo...

Ahora veo porque eres tan compresiva, me alegra que sientas más paz luego de expresar las cosas, es importante y bueno , yo te veo tan lista para afrontar los problemas, pero tal vez es solo lo que yo veo
De todas formas animo! Nada se soluciona en un día y como dices de eso se trata la terapia, con ella y tiempo tus heridas sanarán estoy segura.
Besos :3

S O F I † dijo...

Este espacio es perfecto para poder descargarte y decir como te sientes.
seguro vas a salir adelante, paso a paso, para poder sanar por dentro. ¡Fuerzas!
Un abrazo ♡

Daniela dijo...

Enamorana:
Te comprendo, porque mi madre aunque no me golpeaba, su maltrato verbal era fatal, diario, incluso solía usarme para lastimar a mi padre... Y también entiendo que ella actuaba así porque así lo aprendió... En fin, como dices es duro que la persona que debió cuidarte, amarte fuera parte de la tortura y duele reconocerlo, pero creo que aceptarlo ayuda muchísimo.
Te admiro, porque tienes tanto amor por tu hijito, que te impulsa a ser mejor persona, a aprender, a lidiar con lo más doloroso; creo que te harás más fuerte cada día, ten paciencia contigo misma... Lo lograrás y serás muy feliz.
Mi psicóloga dijo que la ira es otra cara de la tristeza, y creo que tiene razón. Pero conocernos tanto defectos y virtudes, aceptarlas, reconocerlos como propios nos ayuda a mejorar, porque podemos decir "Si, tengo ira pero es porque viví tal cosa y ahora pienso mejorarlo". Y algo tan sencillo, ayuda a amarse tal y como somos y mejorar como personas, evitar viejos errores, cambiar nuestra vida para mejor. No sé si se comprende, pero esto me ayudo a mí en la parte de aceptar todo lo que no solía gustarme de mi personalidad y a mejorar ciertos aspectos.
Sigue adelante, desde la distancia tienes mi apoyo y comprensión (y no soy la ùnica), aprende cada día, vive cada día, te digo que eres una gran mujer, digna de admiración.
Se te quiere.
Un abrazo.

Miss Congeniality (Temporary Insanity) ღ dijo...

Hola! Gracias siempre por comentarme, recién me doy espacio para leerte.
Acerca del bucle-círculo vicioso, es cierto, cuesta mucho no repetir y entender que incluso la violencia previa tuvo un sentido, maligno pero lo tuvo.
Uno puede pasarse la vida tratando de entenderlo o tratar de hacer algo al respecto y avanzar. De hecho acabo de hacer algo ahora que te estaba escribiendo en ese mismo sentido de lo que te digo, porque aconsejar es fácil pero implementar no.

Te mando toda la fuerza que necesites para poder trabajar en ti misma por tí y también para una vida más feliz con tu bb.
Un abrazo y escríbeme si necesitas cualquier cosa.
:)