Gracias por seguirme

viernes, 1 de julio de 2016

Manuel* de Gordos Anonimos

Hace muchos años ya, yo quería teñir mi pelo. Fui por primera vez a un salón de belleza que quedaba cerca de la casa de mi mamá (donde ahora vivo yo) y conocí a una de las estilistas y su esposo, Manuel*.

El color me quedó horrible, pero la amistad que forjé con ellos duraría muchos años. Eventualmente Manuel obtuvo un trabajo como chofer de mi mamá cuando ella estaba haciendo campaña para diputada de nuestra provincia, pero eso no fue lo que nos hizo acercarnos como amigos: Manuel* era entrenador de Gordos Anónimo y me ofreció ayudarme a perder peso.

Y si que perdí! en 6 semanas perdí 14 kilos. No se permite azucar, ni un poquito. Ni harina, ni aceite. Y yo comía cosas fritas y postres pero aún así perdí 14 kilos. Manuel me enseñó como engañar al sistema... quieres comer plátano verde frito? Cocínalo hasta que esté completamente marrón y sacale toda la grasa que puedas con papel toalla, luego toma zumo de limon sin azucar... Quieres postre? Mastica y escupe, no tragues. Quieres chocolate? sustituye una comida completa por una barra de chocolate. Comiste algo indebido? no comas tu siguiente comida.

Yo no voy a decir que Manuel es el culpable de mi enfermedad, pero antes de yo descubrir que estaban disponibles en internet el me enseñó muchos trucos.

El no era el lider del grupo. El era un exgordo que había logrado un gran cambio y la compañía lo contrató para que entrenara y animara a los demás. La lider era Teresa. Palida, de pelo quebradizo, escualida. Tuvo un accidente hace muchos años y engordó por no poder moverse. Ella completó weight watchers (gordos anonimos en inglés) compró los derechos, e hizo un negocio de sacar grasa del cuerpo de los obesos. Uno de sus primeros triunfos fue Manuel. 

En gordos anonimos tienes una hora establecida de ejercicios, de irte a la cama, de comer. Todo esto monitoreado telefónicamente por Teresa, o Manuel. Es fácil decir en el telefono que has comido solo fruta mientras comes pastel pero dos veces a la semana tenía el compromiso de ir al edificio de gordos anonimos a una reunión con pesada. Pública. Todos te felicitaban o abucheaban si subías o bajabas y tus escalas de peso eran registradas en una agenda, Pero también en una pared. Tus subidas y bajadas eran un asunto público. Por eso era tan crucial no mentir en el telefono. O al menos, mentir bien.

Hace menos de un año lo vi frente a la farmacia de nuestra calle. Estaba sentado afuera en una silla que le quedaba pequeña. Se le desparramaban los muslos y le colgaba la barriga. Antes de que yo pudiera decir algo (que de todas formas no iba a decir porque no es de mi incumbencia) Manuel me dijo que se iba a poner a correr o algo, para perder el peso que había ganado porque su trabajo de chofer no le garantiza mucho movimiento. Yo no supe más de él hasta ayer que mi madre me dijo que falleció de un infarto.

De ser un ejemplo a seguir para otros obesos Manuel pasó a ser otra victima de la obesidad. Es una imagen desalentadora de lo que podría pasarme a mi misma en el futuro si no termino con este Yoyo de peso. Descansa en paz amigo. Es una verdadera pena que hayas perdido tu vida en la guerra contra la obesidad. 

Un beso.

*El nombre ha sido cambiado por respeto a la privacidad.


11 comentarios:

Connie dijo...

Oh me llego hasta el higado la historia , en serio que si :/, Yo fui siempre obesa (sigo obesa) y he bajado y subido, bajado hasta quedar en los huesos y he vuelto a los 80 kilos y asi voy, en realidad igual de repente me siento ansiosa por no saber en que terminara mi vida, siento que hay dos opciones y no tengo un intermedio, sere anorexica y moriré de hambre o sere obesa y morire comiendo mierda... siento que de un punto de mi vida, el cual aun no logro reconocer, hasta ahora el punto intermedio "comida sana, vida sana", que creeme intente llevar , no existe... en fin llegaremos en realidad a ser sanas... y a vernos delgadas sanamente y no cuando estemos en los huesos? o seguiremos siendo obesas toda la vida, o nos mantendremos en ese sube y baja hasta que el cuerpo ya no pueda mas.... esperar y luchar.

ballerinathinn.blogspot.com

TatianaBecerra-Tutti dijo...

Oh, princess.
Esto es un llamado de atención para nosotras porque de verdad que estos cambios abruptos de peso deterioran cada vez más nuestro cuerpo, y da miedo. Pero no sé, pensar y luchar por la salud. No rendirse.
Suerte para nosotras.

Arabella dijo...


Jo, lo siento mucho por el chico...

No sabría que decirte sobre ese sitio del que hablas, me recuerda muchísimo a la película de malos hábitos por alguna razón...

Allyson dijo...

Ay nena, que triste! Cada vez que leo de casos como este me hacen pensar seriamente sobre en lo que estoy metida.

Lo siento mucho por tu amigo :(

Besos!

Coraline dijo...

Lamento mucho tu perdida.

Leo y me resulta increíble que existan lugares así, con gente ensañando ese tipo de cosas. Obvio que no es diferente de muchas paginas que se encuentran aquí en internet que aconsejan cosas muy malas, pero imaginarlo es un espacio físico con personas una frente a la otra, no sé.. me descoloca un poco.

Te mando un abrazo grande, espero que andes bien.

RECOMENZAR dijo...

:)
gracias por tu comentario
:)

Nora Wolf ▼ dijo...

La vida es corta, para vivirla en carrreras.

Lilac P. dijo...

Hola!
He mirado un poco tu blog y me ha parecido muy interesante.
Respecto a la historia qué puedo comentar aparte de la tristeza que me causa. Obesidad, anorexia y demás desórdenes no son más que caras de la misma moneda. Tratando de llenar o de negar equivocadamente un vacío del alma.

Daniela dijo...

No sé que decir, leí tu entrada hace días, pero como estaba por mi celular no comenté nada, creo que no quería decir lo que pensaba, al igual que aquella vez siento que lo que sucedio a Manuel puede pasar(me)...
Sinceramente, no creo que la causa de su muerte sea solo la obesidad, sino también los malos hábitos, las dietas re estrictas llamadas "milagro", la sociedad que exige tener un cuerpo 10 y rechaza todo aquello que no encaje en el estereotipo occidental de belleza y todos los sacrificios que hacemos para encajar en el molde. Lamento lo que le sucedió con Manuel.
En fin... Sólo espero que descanse en paz...
Te mando saludos, linda.

koivis dijo...

Greetings from Belgium, visit my weblog on: https://koivis.wordpress.com/
so the flag of your country is on the list of visitors;

crudiveganeando dijo...

oooooohhh qué pena, por un momento pensé que acabaría bien. QDP