Gracias por seguirme

jueves, 27 de octubre de 2016

Control de las porciones?

Yo nunca podré amar nada en este mundo como amo a la comida. (Excepto a mi hijo... mi Momito...)

Olerla
Tocarla
Observar sus colores
Texturas
Sabores, obvio
Combinaciones...

Que sirve para todo! Para reunir a los amigos, para entretener, para calmar los nervios, para ayudar a dormir, PARA VIVIR!

Me gusta tanto cocinar que lo estoy contemplando como mi próxima movida laboral. BULIMICA TRABAJANDO EN UNA COCINA.

Que ya pasó! y engordé 9 kilos en 4 meses, incluso intensificando el ejercicio y con la bulimia a todo vapor!

Pero al verme al espejo me doy cuenta de por qué dicen que hay amores que matan. La comida me está destruyendo. 

Mi "solución" no funcionó. Bueno, temporalmente si, pero me trajo inmensurables gastos medicos, depresión, insatisfacción, debilitamiento físico y mental, y años de regresión social y académica. Díganme del glamour de ser delgada, cuando en mi mejor peso no hacía más que llorar, cortarme, drogarme y odiarme.

En pocas palabras, la bulimia FUNCIONA para afuera pero NO FUNCIONA para adento.

Pero en este mundo andan caminando unos humanos, perfectamente normales que han perdido 20+ kilos. Si existen significa que sí se puede. Quiere decir que hay una forma, de perder peso sin torturarse. Pero como todo, no es fácil, y es aquí cuando debo tomar la difícil decisión de romper con mi gran amor...

Yo creo que nunca he comido un gran plato de comida. Ya nunca pude después de la bulimia. Pero lo que si hago es comer 17+ veces al día. Qué es eso?!?!?!?! Y estaría bien si, cada vez que me da hambre, controlara mis porciones, pero es que, aunque no es demasiado, igual termino con el estomago a reventar 17+ veces al día.

Si ustedes no entienden lo que digo, yo tampoco lo entiendo. Lo pondré en términos prácticos, porque no quiero que pierdan del todo los 10 minutos que se tomaron para leerme:

En la mañana desayuno. Algo pequeño, pero ya a las 10 AM (la hora en la que me siento en mi escritorio) estoy tomando un refrigerio. A veces, incluso mayor que el desayuno, por ninguna razón en especifico, porque puedo, y me gusta comer. Y así es como antes de almorzar probablemente ya he engullido todas las calorías que necesitaría en el día.

Hay que acordarme que la comida es una necesidad!!!!

Luego que llega el almuerzo, la merienda, 2 o 3 cafés, un canapecito, un paquete de almendras, un jugo para el calor, alguna golosina que Muñequito me deja en el casillero ME COMO EN UN DÍA LO QUE DEBERÍA COMER EN UNA SEMANA SOLO PARA HACERLO TODO DE NUEVO AL OTRO DÍA, POR YEMAYA!

Mis porciones reducidas y mis merienditas y gustitos eliminados o reemplazados por comida de verdad, si es que me desmayo del hambre. Ya no quiero sentir que solo puedo perder peso con un dedo en mi garganta. Pensar así me pone triste.

Un beso realeza!


sábado, 22 de octubre de 2016

Stay Strong

Hace más de un año abandoné el tratamiento. Mucho más delgada que hoy odiando cada centímetro. No ha pasado un día en el que no ignore mi propio cuerpo al vestirme para que no me de asco, o, sentada luego de comer, el primer pensamiento que pase por mi cabeza sea VOMITA.

Pero no he vuelto a vomitar voluntariamente, ni una sola vez. No he vuelto a cortarme o a drogarme. No he vuelto a caer en depresión debilitante, a parte por supuesto, de lo que a todos nos pasa que nos sentimos que todo va mal... mi tristeza se mantiene en el rango de lo sano.

***
En este tiempo sin escribir ha pasado algo bizarro relacionado a mi blog que me hizo questionarme acerca de qué es lo que pongo en el Internet acerca de mi y de los míos. Mucho. Mi vida entera, prácticamente. Y lo questioné hasta el punto de que me daba miedo escribir. Pero qué importa si es lo que me hace feliz! Debería preocuparme que personas odiosas usen esa información para herirme? 

***

En Mayo debí volver al centro para una consulta voluntaria de seguimiento y no fui. La verdad no tenía energía o tiempo para ir. Luego de eso recibí una llamada de rutina de una persona de esas que no sienten pasión por su trabajo y a quien no le importas un coño, preguntando si necesitaba ayuda. Por su monotono y su fingido interés no me molestó en lo absoluto decirle que mientras estuve en tratamiento vomité mil veces más que ahora que me trato a mi misma y le colgué, deseando poder estar en un teléfono plegable para que ella pudiera escuchar que yo sí siento pasión por mi salud... 

Y desde entonces estoy tratando de ponerle freno al ciclo de dedicarle mi tiempo a cosas sin sentido/querer recuperar el tiempo/morirme del cansancio en el que caigo todo el tiempo.



Me ha tomado muchos años de mi vida aprender a tener una voz y manejar apropiadamente las paletas en este viaje en Kayak por los rápidos que han sido estos 31 años como para permitirle a un centro decirme que estoy enferma, o a un ex que me acose por lo que pongo en Internet. Hay cosas con las que aún estoy peleando y es  hoy cuando esa frase que usamos tanto "Stay Strong" tiene más sentido.

Un beso realeza!