Gracias por seguirme

lunes, 14 de noviembre de 2016

Llorar por las cosas que deberian hacerme reir

Esta mañana en el metro, después de dejar a mi hijo en la guardería, recibí un mensaje de whatsapp de Mister Big. Pasa que cada 2 o 3 semanas uno se acuerda del otro y nos mandamos un texto.

Luego de nuestra corta interacción casualmente me toca cambiar de estación, casi llego al trabajo cuando noto que estoy llorando. Llorando! Pero por qué?

Porque es Noviembre y sigo en el mismo sitio, después de que nos pasamos tanto tiempo planeando vivir juntos este mes, algo que ambos queríamos  queremos y necesitamos. No va a pasar, nunca va a pasar.

A pesar de saber que no hay forma de negociar, sigo hablándole esperanzada. Pero a qué voy a hacerme ilusiones si yo nunca voy a echar a Muñequito de la casa, para qué? Esa es la EXCUSA de Mr. Big ahora. Y cuando  Muñequito se vaya va a haber otra y otra... justo como hubo miles de excusas desde el momento en que nos conocimos.

La barrera de su miedo es lo único que no he podido superar.

Antes ya he luchado con muchos inconvenientes: Una esposa y un hijo. La distancia cuando tuvo que irse por razones de trabajo. Yo estaba ahí, tornando los ojos ante lo bobo de sus excusas (no digo que una esposa y un hijo son excusas bobas, pero yo le ofrecí AMOR mientras él se aferraba a una relación fallida, la prueba es que hoy ellos no están juntos) Yo tuve que tragarme el orgullo y perseguirlo porque yo se bien que EN ESTE MUNDO SOLO SE CONOCE A ALGUIEN QUE TE COMPLEMENTA DE LA MANERA EN QUE NOS COMPLEMENTAMOS NOSOTROS UNA VEZ, sin embargo nunca cambió su opinión. Yo tuve que rendirme y seguir con mi vida solo para verlo regresar cuando yo ya me había casado con alguién más...

Pero no puedo dejar de pensar... qué si el me quizo finalmente cuando ya era imposible que estuvieramos juntos, qué si él está saboteando las cosas intencionalmente?

Cuando volvimos a encontrarnos y POR FIN, POR FIN pudimos tener una relación formal no hizo más que hablarme en términos inapropiados y actuar como una maldita gallina. Que me disculpen las gallinas, pero es que no sé que otra forma usar para describirlo. Finalmente encontró otra cueva donde meter su cobarde culo  de la oportunidad de tener una relación real: CELOS DE MUÑEQUITO.

Antes de que me digan que él tenía razón porque lo que pasó entre Muñequito y yo, permitanme decirles que eso pasó a más de un año después de que Mr. Big tuviera un ataque de celos y me obligara a cortarlo. 

Es desmoralizante querer tanto a alguien que te quiere de la misma manera y que no se pueda por la ley de la inercia. Es algo que he tenido que aprender, que ya está bueno de ceder ante su miedo. Esta soy yo la boba que lo quería  quiere no es perfecta. Yo soy histerica y me gusta las cosas a mi manera. Yo insistí en hacer a mi hijo y su padre vivir en la misma casa. Yo fui razón para nuestra ruptura, tanto como lo fue él. Porque no quiero ver las cosas romperse de nuevo por alguna razón estúpida después de tomar una decisión tan trascendental como separar a mi hijo de su padre. Tener a Muñequito cerca se siente más real y adulto que todos los años con Mr. Big, todos juntos y me da verguenza y un poco de asco. 

Pero sobre todo pena. Muchas ganas de llorar. La felicidad para mí está a un mensaje de whatsapp y no pasa por que Mr. Big es un pusilanime. No voy a echar a Muñequito de casa, para que Mr. Big tenga que volverse creativo y encontrar otra excusa para no estar conmigo. Me da pena entender que las redes de mi corazón atraparon a un cobarde.

Un beso realeza!


5 comentarios:

Bru dijo...

Esas relaciones siempre llevan a NADA, tristemente hay formas de amar que no llevan a más de lo que describes porque es todo lo que pueden dar. Suerte!

Daniela dijo...

No sé que decirte, despotricar contra él no ayudará, pero creo que estas haciendo lo mejor: sigues con tu vida, aunque el no participe de la misma.
Cuidate, linda.
Un abrazo.

Mabel Herasme dijo...

Marida mia, amor de mis amores, permíteme decirte algo que solo el tiempo hará que entiendas: no importa lo mucho que se complemente ni que se quieran ni lo mucho que "quieren estar juntos" No. Te. Quiere. Lo. Suficiente. Cuando dos personas quieren estar juntas no hay excusas ni peros ni miedos que pesen más. No pierdas lo más por lo menos ni pongas tu felicidad en manos de una gente que no sabe lo que quiere!

RECOMENZAR dijo...

Estoy de acuerdo con Mabel
No te calientes mas
Cuando lo empieces a olvidar
y a no darle pelota
lo tendrás a tus pies
Me encantas mujer
un beso inmenso

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.